Subraya Obama vigencia de sanciones contra Irán | El Mundo | DW | 11.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Subraya Obama vigencia de sanciones contra Irán

El presidente de EE.UU. advirtió que su país actuará contra quien viole las sanciones económicas impuestas al régimen persa. Francois Hollande dijo que la confianza bilateral se ha restablecido.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió que está dispuesto a actuar con dureza contra cualquier empresa que ignore las sanciones impuestas contra Irán pese a la vigencia del acuerdo interino para detener el programa nuclear persa.

"Les caeremos como una tonelada de ladrillos", alertó Obama en rueda de prensa con su par francés, François Hollande, en la Casa Blanca.

Irán llegó en noviembre a un acuerdo provisional de seis meses con la comunidad internacional por el que se comprometió a suspender parte de su programa nuclear a cambio de la suspensión parcial de las sanciones económicas.

La semana pasada, una delegación de empresarios franceses viajó a Irán para explorar "oportunidades" futuras de negocios, algo criticado ya por el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, quien recordó que el país persa todavía "no está abierto" aún.

Ambos mandatarios departieron en Jefferson, Virginia.

Ambos mandatarios departieron en Jefferson, Virginia.

"Puede que los empresarios estén intentando explorar algunas posibilidades para lograr entrar lo antes posible si es que se logra algún acuerdo (con Teherán), pero lo están haciendo en estos momentos a su propio riesgo", acotó Obama.

"El presidente Hollande y yo estamos de acuerdo en que tenemos que seguir aplicando las sanciones existentes incluso aunque creamos que la imposición de nuevas sanciones durante las negociaciones podrían poner en peligro la posibilidad de una solución diplomática", declaró el mandatario estadounidense.

Estados Unidos y Francia son dos de los países que han firmado un acuerdo interino con Irán para buscar el fin de su programa nuclear. Dicho acuerdo supone el levantamiento de algunas de las sanciones, pero la mayor parte de éstas continúa vigente.

Hollande por su parte aseguró que los empresarios galos son "muy conscientes de la situación".

Confianza renovada

Además, el presidente francés aseguró que la "confianza mutua se ha restaurado" tras el escándalo por el espionaje masivo de la NSA revelado por el informante Edward Snowden y que provocó una fuerte protesta de París.

"Tras las revelaciones, aclaramos las cosas. Obama y yo aclaramos las cosas. Eso es algo del pasado (...) La confianza mutua se ha restaurado", dijo Hollande en rueda de prensa conjunta con Obama.

Eso sí, precisó, dicha confianza debe basarse no sólo en intereses nacionales sino en la "protección de la vida privada, de datos privados, en el hecho de que cualquier individuo, pese a los avances técnicos, debe poder estar seguro de que no se le espía, esos son los principios que nos unen".

Obama por su parte aseguró una vez más su "fuerte compromiso" para garantizar que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense realice su trabajo de forma "compatible con nuestras alianzas y amistades" con países como Francia.

"Estamos comprometidos en asegurar que estamos protegiendo los derechos de privacidad no sólo de nuestros propios ciudadanos sino de gente en todo el mundo (...) respetamos el derecho a la privacidad (de los franceses) y vamos a asegurarnos de que nuestras reglas atienden esas inquietudes sobre privacidad", aseveró.

Aun así, subrayó la importancia de continuar la vigilancia para impedir ataques terroristas y, en este sentido, la necesidad de "seguir persiguiendo robustamente las pistas específicas" que se obtengan mediante la inteligencia. En ese marco, negó rotundamente que Washington mantenga algún tipo de acuerdo concreto de no espionaje con algunos de sus aliados, como es el caso de Londres.

"No hay ningún país con el que mantengamos un acuerdo de no espionaje", dijo Obama al respecto.

Anuncian viaje de Obama

Obama anunció que aceptó la invitación de su par francés, François Hollande, y viajará a Francia el próximo junio para conmemorar el 70 aniversario del desembarco de Normandía en 1944.

"Viajaremos a Francia en junio para conmemorar el 70 aniversario del 'D-Day'", dijo Obama en rueda de prensa con Hollande en la Casa Blanca, tras su reunión a puertas cerradas en el marco de la visita de Estado que cumple el presidente francés en Washington.

El mandatario galo celebró la decisión de Obama porque enviará, dijo, "un fuerte mensaje" sobre el buen estado de las relaciones bilaterales.

Su presencia en Francia para este histórico aniversario "será un fuerte mensaje porque conmemoraremos el sacrificio de los soldados, pero también celebraremos la reconciliación y la paz" tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, dijo Hollande.

EL(dpa, efe)

Publicidad