Sospechoso Albakr no presentaba “riesgo de suicidio”, según autoridades alemanas | El Mundo | DW | 13.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Sospechoso Albakr no presentaba “riesgo de suicidio”, según autoridades alemanas

Las autoridades de la prisión señalaron también en conferencia de prensa, que al ingresar en la cárcel el presunto terrorista Jaber Albakr les informó que no aceptaría ni comida ni bebida, pero se mostró "tranquilo".

El presunto terrorista islamista detenido en la madrugada del lunes en Alemania ante la sospecha de que preparaba un atentado inminente se ahorcó en su celda con su camiseta, informó hoy (13.10.2016) el ministro de Justicia del estado federado alemán de Sajonia (este), Sebastian Gemkow.

En una rueda de prensa en Dresde, la capital del estado, llevada a cabo tras la polémica generada al conocerse el suicidio, Gemkow explicó que los psicólogos habían determinado que no había "un elevado riesgo de suicido".

"No debió haber pasado, pero lamentablemente ocurrió", dijo el titular de Justicia antes de explicar que Jaber Albakr, refugiado sirio en cuya vivienda la policía halló explosivos y detonadores, se colgó de los barrotes de la celda.

Pretendía hacer huelga de hambre

El director de la prisión, Rolf Jacob, señaló que al ingresar en la cárcel el sospechoso les informó de que no aceptaría ni comida ni bebida, pero se mostró "tranquilo".

Las autoridades penitenciarias establecieron controles regulares del sospechoso cada 15 minutos y descartaron su ingreso en una celda compartida -medida que se toma cuando existe riesgo de suicidio- por suponer un posible peligro para terceros.

Los controles establecidos se llevaron a cabo día y noche y tras consultar a los psicólogos, ayer se decidió ampliar la frecuencia de los mismos a 30 minutos.

¿Simple acto de "vandalismo"?

El martes por la tarde, el sospechoso informó a los funcionarios de que la lámpara de su celda se había desprendido del techo, por lo que se optó por retirarla y cortar la electricidad de manera preventiva; más tarde se detectó que el preso había manipulado también los enchufes.

El incidente fue considerado por los responsables como un "simple acto de vandalismo" y no como posible indicio de intento de suicidio, subrayó.

El último control fue realizado a las 19.30 hora local de ayer miércoles y un cuarto de hora después, la funcionaria responsable de la vigilancia decidió "por decisión propia” volver a la celda, donde halló al presunto terrorista ahorcado.

CT (EFE, dpa)

DW recomienda