Soldado surcoreano asesina a tiros a cinco compañeros | El Mundo | DW | 21.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Soldado surcoreano asesina a tiros a cinco compañeros

El hecho ocurrió cerca de la frontera con Corea del Norte. Hay también siete uniformados heridos. El tirador está prófugo y armado.

Un soldado surcoreano asesinó a tiros a cinco compañeros de su misma unidad e hirió a otros siete, en un ataque ocurrido en un puesto militar cerca de la frontera entre Corea del Sur y Corea del Norte este sábado (21.06.2014), según información entregada por fuentes del Ejército surcoreana a agencias de noticias en Seúl. Los hechos ocurrieron a las 20.15 horas locales (11.15 GMT).

Según los informes, un sargento del Ejército simplemente identificado como Lin por las autoridades militares abrió fuego de forma indiscriminada en el puesto ubicado en Goseng, una localidad de la provincia de Gangwon ubicada cerca de la Zona Desmilitarizada entre las dos Coreas, según la agencia Yonhap. En primera instancia, se descartó que el incidente esté relacionado con el conflicto con Corea del Norte.

El militar escapó tras el ataque y no ha podido ser ubicado por las fuerzas de seguridad, que anunciaron que el hombre está armado con un rifle y porta unas sesenta balas, además de una granada de mano. Los soldados atacados fallecieron pocos instantes después de los disparos, mientras que los otros siete funcionarios que resultaron heridos fueron trasladados a un hospital cercano.

No es primera vez

El Ministerio de Defensa surcoreano anunció que está investigando el suceso, aunque no entregó más detalles de lo sucedido. “Lim estaba en la lista de personas en servicio que requerían una atención especial, debido a que tenía dificultades de adaptación a la vida militar”, dijo un oficial citado por la prensa, quien añadió además que los motivos del ataque se desconocen.

El incidente recuerda otro ocurrido en 2005 en una unidad militar también fronteriza con Corea del Norte, cuando un soldado surcoreano mató a ocho de sus compañeros al lanzar una granada al barracón donde estos dormían y posteriormente ametrallarlos con su fusil de asalto, en una de las peores tragedias de este tipo que se recuerden en el país asiático.

El soldado Kim Dong-min, de 22 años, fue condenado a muerte tras reconocer que había actuado de esa forma debido a los abusos verbales de los que era objeto en la compañía en que servía. Una historia similar se vivió en 2011, cuando un efectivo de la Marina de 19 años abrió fuego en la isla Ganghwa, al oeste de Seúl, matando a cuatro soldados e hiriendo a uno.

DZC (dpa, EFE, Europa Press)