Socialistas españoles creen que ETA debe disolverse | Europa | DW | 29.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Socialistas españoles creen que ETA debe disolverse

El líder del Partido Socialista de España (PSOE), Alfredo Pérez Rubalcaba, consideró este domingo (28.12.2013) que el comunicado emitido el sábado 27 de diciembre por los presos de ETA, en el que reconocen el daño causado, es “un paso más” hacia el desarme y la disolución del grupo armado independentista.

“Paso a paso, la banda va asumiendo las exigencias del Estado de Derecho. La aceptación de las reglas para participar en la política democrática, el abandono definitivo de la violencia (...) Ahora, el cumplimiento de la legalidad penitenciaria. Mañana, que nadie lo dude, el desarme y la disolución”, explicó Rubalcaba en Facebook.

El que fuera ministro de Interior en el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011), destacó que el mensaje de los reclusos, en el que abren por primera vez la puerta a un proceso individual que permita acelerar su salida de prisión, “parece que acepta las condiciones” de la llamada Vía Nanclares.

Ésta fue impulsada por el Ejecutivo de Zapatero como única vía para la reinserción individual y voluntaria de los reclusos a cambio de su ruptura con ETA y el perdón por sus crímenes. “El comunicado de ayer tiene una grave ausencia: la exigencia a la banda de que se disuelva. Y puesto que no la han formulado colectivamente, ahora deberán hacerlo a título individual”, instó Rubalcaba en las redes sociales.

No han entregado armas

El comunicado del colectivo de presos de ETA provocó desde el sábado diversas reacciones entre los partidos políticos y las víctimas del grupo armado. En él reconocían por primera vez “el daño multilateral” causado durante más de medio siglo. ETA anunció el cese definitivo de la violencia en octubre de 2011, pero de momento no ha entregado las armas ni se ha disuelto. Desde los primeros atentados, en la década de los 60, ha matado a más de 800 personas.

Actualmente hay unos 600 miembros del grupo armado en cárceles de España y Francia. En los últimos meses fueron liberados unos 60 como consecuencia de una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estraburgo. (dpa)

Publicidad