Situación muy compleja en Italia: ¿Habrá nuevas elecciones? | Europa | DW | 12.08.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Situación muy compleja en Italia: ¿Habrá nuevas elecciones?

Disolver coalición, forzar elecciones. Ese era el plan del líder de Liga en Italia. Pero no funcionó tan rápido como Matteo Salvini quiso. El Parlamento y el presidente del país tienen también algo que decir al respecto.

El líder del partido político Liga, Matteo Salvini, pasó el fin de semana en las playas del sur de Italia haciendo una fuerte campaña contra el antiguo aliado de la coalición, el Movimiento 5 Estrellas (M5E), que sobre todo en el sur más pobre del país cuenta con más votantes que la Liga. El líder de M5E, Luigi Di Maio, tampoco se queda de brazos cruzados y está elaborando un plan para evitar que haya de nuevo elecciones rápidas, que es precisamente lo que Salvini quiere lograr con la ruptura de la coalición populista. Di Maio acusó al partido de extrema derecha de haber traicionado a los italianos, de solo sacar provecho de los resultados obtenidos en las encuestas y de no estar interesado en hacer reformas y crear un gobierno estable. Supuestamente, el Movimiento Cinco Estrellas de Di Maio y los socialdemócratas de la oposición están negociando para seguir depositando su confianza en el actual primer ministro Guiseppe Conte y socavar la moción de censura que Salvini propuso en el Senado.

¿Socialistas y M5E en el mismo barco?

Sin embargo, los socialdemócratas están entre sí en desacuerdo sobre si realmente deberían asociarse con el M5E, considerado hasta ahora como su principal adversario. El exlíder del gobierno y del partido, Matteo Renzi, está a favor, pero el actual líder del partido, Nicola Zingaretti, opina que "esta no es una alternativa creíble para mantener a un gobierno económico en el cargo”.

En esta crisis de gobierno en Italia, el Parlamento tiene la palabra. Los diputados de la Cámara Alta deben decidir si deciden seguir adelante con la moción de censura contra Conte y, si es así, fijar fecha. Sería muy inusual convocar una sesión extraordinaria en el Parlamento para este mes de agosto, cuando la mitad del país está en la playa y en Roma tienen poco tiempo para invertir en crisis políticas.

Matteo Salvini en el sur de Italia.

Matteo Salvini, ministro del Interior y líder de Liga, en el sur de Italia de vacaciones.

Presidente podría convocar nuevas elecciones

En caso de que el Parlamento vote a favor de la moción de censura, el presidente del país, Sergio Mattarella tiene dos opciones. Podría disolver el Parlamento y proponer nuevas elecciones, tal vez en octubre. Sin embargo, es más probable que muchos analistas italianos esperen que el presidente Mattarella intente utilizar un gobierno de "tecnócratas" durante un período de transición de un máximo de un año. Dicho gobierno debería preparar el difícil presupuesto del año próximo que debe presentar a la Comisión Europea en octubre.

Italia está inmerso en una crisis económica, tiene que reducir su excesiva deuda y continuar reestructurando sus bancos. Para la Unión Europea sería extremadamente inconveniente una larga crisis gubernamental o incluso un gobierno de derecha bajo Matteo Salvini, cuya política financiera sería un enigma. El periódico italiano "La República" escribe que si Salvini quiere ser primer ministro después de las nuevas elecciones, está querrá salir de la moneda común, el euro. Salvini lo niega, aunque dicha medida formó parte de su programa electoral.

El partido de ultraderecha Liga lidera actualmente las encuestas, con hasta un 36 por ciento. Para gobernar, Matteo Salvini necesitaría partidos para formar coalición. Quiere reunirse pronto, como dijo, con los líderes del fascista "Fratelli d'Italia" y el conservador "Forza Italia". El exprimer ministro Silvio Berlusconi podría regresar de nuevo a la escena política con una coalición de extrema derecha a sus 83 años.

Para el M5E es una cuestión de supervivencia

En las últimas elecciones de 2016, el M5E obtuvo el 32 por ciento de los votos y se convirtió en la fuerza más poderosa en el Parlamento. En las encuestas, Luigi Di Maio ahora lograría solo la mitad de los votos. Di Maio quizá luche en las posibles nuevas elecciones por razones personales. De acuerdo con las normas internas de los populistas, los diputados pueden competir solo dos veces seguidas por las elecciones. Para Di Maio, las próximas elecciones serían las terceras. Por lo tanto, el viceprimer ministro y el ministro de Trabajo tendría que dejar sus  planes a un lado.

Antes unas nuevas elecciones, Di Maio, como autoproclamado luchador antisistema y antipolítico, quiere lograr reducir el número de parlamentarios de 950 a 605. La votación sobre este tema estaba programada para septiembre. Para convencer a la Liga de una breve alianza con los socialdemócratas, el destacado exlíder del partido, Renzi, habría declarado sorprendentemente que su partido ahora podría votar a favor de la reducción del Parlamento.

Para Europa, un gobierno de extrema derecha en Italia sería un desastre, opina el director del Instituto Alemán de Investigación Económica, Marcel Fratzscher, peor incluso que la coalición actual, que ha logrado poco: "Salvini continuará en su rumbo de confrontación con Europa, especialmente porque hasta ahora le ha valido la pena”.

(rmr/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda