Siria: Médicos Sin Fronteras denuncia bombardeo de hospital | El Mundo | DW | 08.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Siria: Médicos Sin Fronteras denuncia bombardeo de hospital

Los ataques dejaron 13 personas muertos y ocurrieron el sábado. Activistas acusan de la acción a aviones de guerra sirios o rusos.

Imagen de archivo.

Imagen de archivo.

La organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF) denunció este lunes (08.08.2016) que el sábado 6 de agosto las instalaciones de un hospital en la ciudad de Millis, en la provincia siria de Idlib, fueron bombardeadas, causando la muerte de 13 personas. De las víctimas, cuatro eran colaboradores de la clínica, cinco niños y dos mujeres. Además, hubo seis heridos.

Activistas locales en la región rebelde sospechan que los que perpetraron los ataques fueron aviones de guerra sirios o rusos. Otras dos acciones similares impactaron muy cerca del recinto, que quedó muy destruido y deberá mantenerse cerrado por un buen tiempo. MSF aseguró que resultaron dañadas la sala de operaciones, la unidad de cuidados intensivos y la mayoría del equipamiento médico.

El hospital brindaba atención a una población de 70.000 habitantes y cada día se preocupaba de los tratamientos de unos 250 pacientes, muchos de ellos menores de edad y mujeres. El recinto contaba desde 2014 con el apoyo técnico y financiero de la organización. Muchos analistas aseguran que los ataques contra instituciones de salud y hospitales se han convertido en una táctica bélica en Siria, país sumido en una guerra civil desde 2011.

“Ataque, un escándalo”

“El ataque directo a otro hospital en Siria es un escándalo. Cada vez que destrozan un hospital, ya sea como objetivo o por un ataque indiscriminado en zonas civiles, priva a los sirios de otro centro médico vital", denunció la organización en un comunicado. “Reiteramos nuestro llamado urgente a todos aquellos que tengan influencia en la conducción de la guerra en Siria, incluidos cuatro de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, a que actúen ya para poner fin a los ataques a hospitales”, añadió.

“Seguiremos haciendo todo lo que esté en nuestra mano para ayudar en Siria, pero tienen que acaban de manera inmediata los ataques a los hospitales”, dijo la responsable de las operaciones médicas en el noroeste de Siria de MSF, Silvia Dallatomasina. La semana pasada la ONU denunció que solo en julio fueron atacados 44 hospitales, clínicas y otras instalaciones médicas en Siria, en medio del agravamiento del conflicto.

DZC (dpa, EFE)


DW recomienda