Siria: más de 300 niños y mujeres muertos en bombardeos de la coalición en Al Raqa | El Mundo | DW | 24.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Siria: más de 300 niños y mujeres muertos en bombardeos de la coalición en Al Raqa

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha registrado en total 785 civiles fallecidos en Al Raqa en este periodo de aproximadamente dos meses y medio. Además, hay al menos 801 desaparecidos.

Al menos 333 niños y mujeres han muerto por bombardeos de la coalición internacional liderada por EE. UU. sobre la ciudad siria de Al Raqa (noreste), desde el inicio de la ofensiva para expulsar al grupo terrorista Estado Islámico (EI) el pasado 6 de junio hasta hoy (24.08.2017).

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó de que doce civiles murieron hoy, entre ellos dos menores y tres mujeres, por bombardeos aéreos de la coalición sobre la urbe.

Asimismo, la ONG registró 785 civiles fallecidos en Al Raqa en el mismo periodo de aproximadamente dos meses y medio. Además, hay al menos 801 desaparecidos, entre ellos un activista del Observatorio. 

Luftangriff Raka Syrien (REUTERS/Nour Fourat)

Muchos acuden a los hospitales para reconocer los cadáveres de sus familiares.

La fuente explicó que los bombardeos que han tenido como objetivo Al Raqa y sus alrededores destruyeron decenas de viviendas e instalaciones de servicios básicos.

ONU: Habitantes necesitan ser evacuados

Por su parte, la ONU instó a todas las partes que combaten en Al Raqa, bastión de la milicia terrorista Estado Islámico en ese país, a cesar los combates para permitir que miles de civiles salgan de la ciudad, dijo el enviado humanitario del organismo Jan Egeland en Ginebra.

Los extremistas controlan cinco barrios de Al Raqa en los que habitan cerca de 20.000 personas, y la zona ha sido fuertemente bombardeada por la alianza sirio-kurda Fuerzas Democráticas Sirias (SDF, por sus siglas en inglés) y desde el aire por Estados Unidos.

"No puedo pensar en un peor lugar de la Tierra ahora que en estos cinco barrios y esas 20.000 personas", dijo Egeland a periodistas.

"Ahora es tiempo de pensar en posibilidades, pausas u otra cosa que pueda facilitar el escape de civiles, sabiendo que los milicianos de Estado Islámico están haciendo lo posible por usarlos como escudos humanos", agregó.

CT (EFE, dpa) 

DW recomienda

Publicidad