Siria: la ONU confirma uso reiterado de armas químicas | El Mundo | DW | 13.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Siria: la ONU confirma uso reiterado de armas químicas

Al menos cinco de los siete ataques investigados por expertos de Naciones Unidas en Siria incluyeron el uso de armas químicas. El gas sarín estuvo presente en cuatro de ellos.

En Siria se usó gas venenoso en al menos cinco ocasiones, según el informe final de los expertos de Naciones Unidas, que no aclara si fue utilizado por el régimen o por los rebeldes, que se acusan mutuamente de ello. El grupo de expertos, liderado por el profesor sueco Ake Sellström, comenzó sus investigaciones en el verano (boreal) y presentó un informe de 82 páginas, incluyendo los apéndices, al secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon. Hay indicios claros de que el 21 de agosto se disparó gas sarín en Ghouta, cerca de Damasco, dice el informe. En otros cuatro sitios, el uso de armas químicas es muy probable, si bien no se pudo demostrar de manera concluyente.

Para ello se lograron reunir escasas informaciones independientes. Los investigadores basan sus suposiciones en muestras de suelo, exámenes a pacientes, conversaciones con testigos y la evaluación de armas. En otros dos lugares no hubo indicios de uso de gases tóxicos. El informe afirma que algunos ataques tuvieron como objetivo civiles o, al menos, estos estuvieron entre las víctimas. Así sucedió al menos en el incidente en Ghouta, en el que murieron también niños por el gas sarín, que en total dejó unos 1.400 muertos.

En otros ataques en marzo en Khan Al Asal y en abril en Sarakeb hubo asimismo civiles entre las víctimas. En otros dos incidentes en agosto, ambos calificados de "menores", como el de Sarakeb, el objetivo de los ataques con gas fueron combatientes. Está previsto que el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon presente este viernes (13.12.2013) el informe ante la Asamblea General de la ONU. Siria se encuentra en una guerra civil desde hace dos años y medio y el conflicto ya ha cobrado la vida de más de 100.000 personas.

MS (dpa/Reuters)