Siria: derriban helicóptero ruso con cinco tripulantes | El Mundo | DW | 01.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Siria: derriban helicóptero ruso con cinco tripulantes

Un helicóptero ruso del tipo Mi-8 con cinco tripulantes fue derribado este 1° de agosto en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, informó el Ministerio de Defensa ruso.

Helicópetro ruso Mi-8.

Helicópetro ruso Mi-8.

Según la agencia de noticias rusa Interfax, el helicóptero volvía a la base aérea de Khmeimim tras entregar ayuda humanitaria a la ciudad de Alepo cuando fue derribado desdetierra. A bordo iban tres tripulantes y dos oficiales del centro ruso para la reconciliación en Siria. Se desconoce la suerte que hayan corrido.

DW recomienda

Rusia, un aliado tradicional del régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, anunció la semana pasada una operación humanitaria a gran escala en Alepo. En Alepo continuaron entre tanto los intensos enfrentamientos que se desataron en la noche del domingo entre rebeldes islamistas y tropas gubernamentales. Los insurgentes intentan romper el cerco impuesto por los soldados del régimen y crear una nueva ruta de abastecimiento para los combatientes sitiados en el este de la ciudad.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos dio cuenta de enconados combates en el suroeste de Alepo, donde los rebeldes habrían tomado durante una feroz ofensiva varias áreas situadas a pocos kilómetros de la zona cercada en el este de la ciudad.

Hasta 300 mil personas sitiadas

Las fuerzas rebeldes que intentan romper el cerco en Alepo incluyen al grupo Fatah al Sham, el nuevo nombre del Frente al Nusra, que se escindió la semana pasada de la red terrorista Al Qaeda. El director del Observatorio Sirio, Rami Abdel Rahman, dijo que las tropas gubernamentales reciben apoyo aéreo y utilizan artillería pesada para repeler la ofensiva rebelde.

Alepo se ha convertido en el principal campo de batalla de la guerra civil siria. En julio, unidades militares del régimen habían cortado la última ruta de suministros de los rebeldes dejando incomunicados a entre 250.000 y 300.000 habitantes de la ciudad.

JOV (dpa, tagesschau)

DW recomienda