Siete muertos en celebraciones de Año Nuevo en Francia | Europa | DW | 01.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Siete muertos en celebraciones de Año Nuevo en Francia

Las celebraciones por la llegada del año 2014 dejaron en Francia siete muertos por hechos de violencia, pirotecnia y un accidente, informó este miércoles (01.01.2014) el Ministerio del Interior en París. Un joven de 20 años murió al ser apuñalado durante una pelea en la capital francesa. El incidente ocurrió cuando jóvenes intentaron robar a una mujer que estaba con la víctima. El ministro del Interior, Manuel Valls, condenó el hecho.

En tanto, en Alsacia, un hombre de 29 años murió por las heridas causadas por un artefacto pirotécnico. Por otra parte, en todo el país fueron incendiados más de 1.000 automóviles, una “desagradable tradición”, indicó Valls. Dos hombres de 25 años y una joven de 18 perdieron la vida en Rians, en el sur de Francia, en la noche del martes presumiblemente por intoxicación con monóxido de carbono, a raíz del mal funcionamiento de un aparato de calefacción. El dueño de la vivienda halló a los jóvenes muertos en la mañana de este miércoles.

Celebraciones sin fuegos

Otros dos hombres, de 31 y 45 años, murieron en Grenoble y en Alsacia en riñas. Un atacante fue detenido, confirmó Valls. En la noche del martes, en barrios con problemas sociales y suburbios de todo el país fueron incendiados 1.067 automóviles, es decir un 10,6 por ciento menos que el año pasado. La mayoría de los casos se registró en los alrededores de París y en Alsacia.

Sin embargo, en general hubo tranquilidad, “sin grandes brotes de violencia” en los barrios más problemáticos, según el Ministerio del Interior. Entretanto, cientos de miles de personas recibieron en los Campos Elíseos y alrededor de la emblemática Torre Eiffel el nuevo año tomando champaña. Sin embargo, no se realizó un espectáculo con fuegos artificiales, ya que se prohibieron por la gran cantidad de heridos que causaron.

Unos 9.000 policías, bomberos y militares se ocuparon de preservar el orden en París. En todo el país la cantidad de fuerzas de seguridad desplegadas fue de 53.000 hombres. (dpa)

Publicidad