Siemens y su escándalo de corrupción en Grecia | Europa | DW | 03.12.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Opinión

Siemens y su escándalo de corrupción en Grecia

Veinte años después del comienzo del caso, un tribunal de Atenas emitió su veredicto. Los responsables de los sobornos fueron identificados, pero aún sabemos poco sobre los destinatarios, opina Jannis Papadimitriou.

Comencemos con los hechos: 22 exempleados del consorcio electrónico alemán Siemens y el gigante griego de telecomunicaciones OTE (que ahora es propiedad de la compañía alemana de telecomunicaciones Deutsche Telekom) fueron sentenciados a entre 6 y 15 años de prisión. Siete de los condenados son alemanes, entre ellos Heinrich von Pierer, presidente de Siemens entre 1992 y 2005. El tribunal considera que los acusados pagaron sobornos a políticos griegos para que el grupo cerrara grandes acuerdos antes de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Pero Pierer apeló y el proceso continúa ahora en instancias superiores.

En principio, las decisiones de la Justicia griega deben ser respetadas. Pero también es correcto que en un soborno no está solo el que paga, sino también el que lo recibe con gratitud. Si bien los que pagaron ya se identificaron legalmente, todavía sabemos muy poco acerca de los beneficiarios concretos, que permanecen ocultos hasta hoy.

La larga espera por un debate sobre la financiación de los partidos

Hasta ahora, solo dos políticos prominentes quisieron admitir su especial proximidad a Siemens: el socialista Tassos Mantelis, exministro de Transporte, y Theodoros Tsoukatos, auditor del gobierno del partido socialista PASOK en la década de 1990. Tsoukatos declaró que había recibido un millón de marcos alemanes de Siemens, pero no para beneficio personal, sino para financiar el partido. Según Tsoukatos, el aquel entonces todopoderoso PASOK habría recibido alrededor de 47 millones de euros en donaciones de empresas privadas.

Jannis Papadimitriou es corresponsal de DW en Atenas

Jannis Papadimitriou es corresponsal de DW en Atenas

En el caso del soborno, Tsoukatos ya se libró una vez, dado que los delitos prescribieron. Sin embargo, el político socialista apenas fue recompensado por su disposición a hablar. "Los líderes del partido me convertieron en el chivo expiatorio y además en el blanco de otros partidos", lamenta hoy. La declaración de Tsoukatos podría haber provocado un emocionante debate sobre la financiación de los partidos en Grecia, pero esta discusión lamentablemente nunca tuvo lugar. Ni siquiera en los 90, cuando el dueño naviero y editor de periódico Aristidis Alafouzos le dijo a un público asombrado que había ayudado al entonces líder conservador, Konstantin Mitsotakis, con un millón de dólares. También es sorprendente la declaración constantemente recitada del Partido Comunista (KKE), poderoso en Grecia, de que "por principio" rechaza cualquier control de sus finanzas.

¿Cuáles son las lecciones tardías aprendidas a raíz del gigantesco juicio a Siemens? Ya sería la hora de llevar a cabo un debate honesto en Grecia sobre el financiamiento de los partidos políticos. O al menos no evitar las preguntas críticas.

"Quiebra" y "alemanes corruptos"

Por el contrario, los estereotipos y juicios generales se usan para imponer intereses políticos propios. "Las empresas alemanas son campeonas mundiales de la corrupción", sentenció el ministro de Justicia griego, Haris Kastanidis, en un debate parlamentario sobre el caso Siemens en abril de 2011. Esto sucedió en el apogeo de la crisis de la deuda, cuando muchos en Alemania se pronunciaron a favor de excluir de la zona euro a los "Estados que no implementaran una política económica sólida". En ese momento, el descontento popular cundía en Grecia. Y el ministro ateniense no quiso perder terreno, así que optó por regañar a los alemanes.

Tales tiempos han terminado por ahora. Y, mientras tanto, el ministro de Justicia de  Atenas ahora guarda silencio y la Justicia griega trata de cumplir con su deber. Deberían dejarlos trabajar, en paz y sin directrices de la política.

(rr/ers)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Ver el video 00:57

Siemens recorta miles de empleos

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema