Shimon Peres, el inquebrantable hombre de paz de Israel | El Mundo | DW | 28.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Shimon Peres, el inquebrantable hombre de paz de Israel

Fue uno de los políticos más importantes de Israel. Su carrera no estuvo exenta de polémica, pero luchó incansablemente por la paz en el Oriente Medio. Murió a la edad de 93 años.

Fue uno de los padres fundadores del Estado de Israel, un hombre que dedicó la mayor parte de su vida a la política. Pasó por casi todos los puestos clave, desde el de ministro de Defensa, pasando por el de Finanzas y hasta de Política Exterior. Pero nunca gozó de tanta popularidad como cuando ocupó el cargo de presidente. No dejó de creer que debe haber una solución política al conflicto con los palestinos. Esta actitud le valió el Premio Nobel de la Paz.

Pero desde su llegada con sus padres a lo que entonces era Palestina, en 1934, y su muerte, su dilatada carrera no ha estado exenta de controversia. Sin él, no habrían sido posibles algunos asentamientos en Cisjordania y tampoco el reactor nuclear de Dimona. A menudo se le ha llamado el "padre del arma nuclear israelí". En política tuvo que encajar muchas derrotas: hasta en tres ocasiones optó en vano como candidato del Partido del Trabajo al puesto de primer ministro (en 1981, 1988 y 1996). En el 2000 se presentó sin éxito a presidente. Pero de él siempre se podía esperar una reaparición.

Israel Sonya Peres & Schimon Peres (picture-alliance/dpa/H. Chanania)

Simón Peres con su mujer Sonya, que falleció en 2011.

Visión de un Israel democrático y judío

Shimon Peres, cuyo nombre de nacimiento era Szymon Perski, debía haberse dedicado al campo. Se crió en un pueblo enteramente judío de Polonia. Cuando sus padres dejaron las polacas (hoy bielorrusas) tierras de Wiszniewo y se fueron a Palestina, enviaron a su hijo Shimon, de once años, a la escuela agrícola de Ben Shemen, en el noreste del país. "Siempre he tenido la sensación de haber crecido en Israel", dijo en una entrevista sobre su infancia. De adolescente se interesaba ya más por la política y la religión y se afilió al antecesor del actual Partido Laborista. Siempre persiguió el ideal de un Estado democrático que fuera, al mismo tiempo, judío.

Él gozaba de la confianza de David Ben Gurión, que lo envió durante la guerra de 1948 al extranjero para comprar armas. Una tarea estratégica que nadie esperaba que pudiera cumplir un joven de 25 años. Algunos de su generación le reprocharon largo tiempo que no hubiera luchado en el frente. En 1956 siguió la Guerra de Suez, en la que una alianza de Gran Bretaña, Francia e Israel invadió parte de Egipto. El primer ministro francés Guy Mollet prometió entonces a Peres en un acuerdo secreto proporcionarle el conocimiento técnico para construir un gran reactor en el desierto de Negev, en Dimona. A Peres nunca se le permitió hablar de ello en público.

Israel 2007 - Knesset Schimon Peres (picture-alliance/dpa/D. Silverman)

Peres jura sobre el Talmud el cargo presidencial en el Parlamento (Knesset) en 2007.

Ministro, nunca elegido Premier

En 1970 fue finalmente Ministro de Transportes y Comunicaciones. Cuatro años más tarde fue ministro de Defensa en el gobierno de Isaac Rabin, cuya renuncia dejó al frente del Gobierno a Peres hasta la celebración de nuevas elecciones. Fue él quien levantó el primer asentamiento en Cisjordania, el de Kedumim. En 1977, y hasta 1992, fue elegido jefe del Partido Laborista de Israel, pero no ganó las elecciones a primer ministro. Al contrario, su candidatura acabó con muchos años de hegemonía de su partido a favor del derechista Likud. En las siguientes elecciones, Peres llegó a un acuerdo de rotación para gobernar de 1984 a 1986, tras lo que fue tres veces ministro de Asuntos Exteriores entre 1986 y 2002.

Peres fue un crítico de la invasión israelí del Líbano en 1982 y propugnó una solución política al problema palestino, y no sólo militar. En la década de 1990 se volcó cada vez más en el proceso de paz. Aunque siempre le persiguió su papel en la creación del reactor nuclear y en los primeros asentamientos. Hizo varios llamamientos a israelíes y palestinos para trabajar por la paz. "Ni los misiles ni bombas nos pueden disuadir para llevar la paz a Oriente Medio", era su mantra. Fue uno de los arquitectos del Acuerdo de Paz firmado en Oslo con los palestinos en 1992. Por ello recibió el Premio Nobel de la Paz junto con Isaac Rabin y Yasser Arafat. Cuando Rabin fue asesinado en 1995, Peres se hizo cargo de nuevo, durante un corto período de tiempo, de la jefatura del gobierno.

Jassir Arafat und Shimon Peres (picture-alliance/Pressens Bild Scanpix AB)

Jassir Arafat (der.) y Simón Peres en 1994.

Desde los políticos hasta el hombre de la paz

Tras perder las elecciones de 1996, fundó el Centro Peres de la Paz, para promover las relaciones amistosas entre Israel y sus vecinos. Con 84 años abandonó sus cargos en el partido y la candidatura a primer ministro. "Después de una larga carrera puedo decir claramente: ya no quiero ni gobernar ni tener que decidir todo". Sus críticos lo cuestionaban por su elevada edad, pero quería optar a la jefatura del Estado.

Pero sucedió con lo que nadie contaba: Moshe Katsav, un recién llegado a la política, venció en el año 2000 a Peres y se convirtió en presidente. Peres ganaba todas las encuestas, pero nunca unas elecciones, decían los medios israelíes. Como Katzav se vio obligado a renunciar por un caso de violación y acoso sexual en 2007, el camino volvió a estar libre para Peres. "He pasado por casi todos los cargos de elección popular. He sufrido reveses, pero también he conseguido metas con las que espero haber contribuido al Estado, a su paz y seguridad". Y lo hizo: un presidente moderno volcado hacia el mundo occidental que quería sacar adelante una nación judía. Su administración fue la última de la vieja guardia, que contra todo pronóstico fundó el Estado, con dignidad y sabiduría.

Hasta el final, Shimon Peres persiguió su visión de un nuevo Oriente Medio. Pero no pudo vivir para ver cumplido su sueño: a mediados de septiembre de este año sufrió un derrame cerebral, tras el que se le indujo el coma. 

 

DW recomienda