Shaun White, ″el Tomate volador″ | Deportes | DW | 10.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Shaun White, "el Tomate volador"

White es uno de esos atletas que dan color a los Juegos de Invierno. El ‘snowboarder’ fue la estrella de los de Vancouver 2010, con su roja melena rizada. Su aspecto ha cambiado, pero sigue persiguiendo el oro.

A Shaun White todavía le gusta llevar su pequeña cámara –sea en su oficina, en los cursos de formación o durante sus entrenamientos en el medio tubo (‘halfpipe', en el argot del esquí)- para subir imágenes de su rutina diaria a internet. Es lo que hizo en diciembre de 2012, cuando colgó en YouTube el video en el que se cortaba su melena pelirroja que le había valido el apodo de “El Tomate volador”, para deleite de más de cuatro millones de internautas.

Shaun White es uno de los atletas más destacados de la escena internacional del snowboard. Y mantiene una imagen nada convencional. Nació en 1986 con un defecto del corazón que le hizo pasar dos veces por el quirófano antes de su primer cumpleaños. La preocupación por su salud llevaría a su madre a prohibirle, años después, el esquí. Pero cuando aprendió a usar una tabla de snowboard, se hizo evidente rápidamente que el chico tenía un talento especial.

Shaun White en una imagen de Vancouver 2010.

Shaun White en una imagen de Vancouver 2010.

Excepcional… dentro y fuera de pista

Sus éxitos deportivos son impresionantes: en 2006, con solo 19 años, ganó su primera medalla de oro en los Juegos de Invierno de Turín. Defendió su título en el medio tubo cuatro años más tarde en Vancouver, marcando un récor de 48,4 puntos sobre 50. En los X-Games de Invierno (los Juegos de deportes extremos, el torneo más importante en el mundo del ‘snowboard' después de los Juegos Olímpicos) de 2012 consiguió 100 puntos sobre 100. Es el único que ha logrado esta proeza.

Él no es únicamente un atleta fuera de serie, también es muy bueno en los negocios. Nunca ha disimulado sus grandes capacidades comerciales. A los siete años firmó su primer contrato con un patrocinador. Hoy las grandes marcas se lo disputan. Red-Bull hasta le dedicó una pista especialmente construida para él en las montañas de Colorado. Y no se queda ahí: ha lanzado su propia marca de ropa, los videojuegos de esquí “Shaun White Snowboarding” y “Shaun White Skateboarding” e incluso sus chicles de mascar.

El mejor pagado

White preparaba en enero su participación en los Juegos Olímpicos de Invierno en las montañas de Colorado.

White preparaba en enero su participación en los Juegos Olímpicos de Invierno en las montañas de Colorado.

Sus proyectos comerciales, apariciones en televisión, premios y patrocinios le aseguran unos ingresos de varios millones de euros al año. Acaba de adquirir una mansión en California de nueve millones de dólares, cifra inimaginable para la mayoría de esquiadores. En Vancouver fue destacado como el atleta mejor pagado de los Juegos. Y probablemente en Sochi también lidere esa nómina de nuevo.

Shaun White dice que ha madurado, que ya no es tan salvaje como en sus primeros días, en los que no pensaba más que en realizar acrobacias cada vez más impresionantes. Ahora tiene 28 años. “Entreno a lo mejor dos horas al día, así que me tengo que buscar otras ocupaciones”. Su último proyecto es la banda de rock “Bad Things”, donde toca la guitarra y que lanzará su primer disco después de los Juegos Olímpicos de Invierno.

DW recomienda

Publicidad