Segunda vuelta para comicios presidenciales eslovacos | Europa | DW | 16.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Segunda vuelta para comicios presidenciales eslovacos

4,3 millones de eslovacos votaron por catorce candidatos en los comicios presidenciales de este sábado (15.3.2014). Ninguno de los aspirantes obtuvo una mayoría absoluta. La segunda vuelta tendrá lugar el 29 de marzo.

El actual jefe de Gobierno de Eslovaquia, el primer ministro Robert Fico, ganó la primera ronda de las elecciones presidenciales celebradas el sábado (15.3.2014). Según los datos oficiales difundidos este 16 de marzo por la comisión electoral, el socialdemócrata de 49 años venció en los comicios con el 28 por ciento de los votos. En la segunda vuelta para elegir al jefe de Estado, que se celebrará el 29 de marzo, Fico se enfrentará al multimillonario Andrei Kiska, el político independiente de 51 años que obtuvo el 24 por ciento de los votos.

El actual primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico, tiene posibilidades de convertirse en el nuevo presidente del país.

El actual primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico, tiene posibilidades de convertirse en el nuevo presidente del país.

Unas 4,3 millones de personas estaban habilitadas para votar por los catorce candidatos que optaban al cargo de presidente. Aún antes de la publicación de los primeros resultados, Kiska trató de ganarse el apoyo de los aspirantes que quedaron fuera de la contienda. De momento, Fico es el favorito de cara a la segunda vuelta electoral; pero algunos observadores sostienen que los perdedores de la primera ronda –todos provenientes de las filas de la oposición– podrían propiciar el triunfo de Kiska.

Aunque la Constitución eslovaca no le asigna demasiado peso político al presidente, la victoria de Fico en los comicios del 29 de marzo pondría las riendas de la presidencia, del Parlamento y del Gobierno en manos de la centroizquierda. Fico es bien visto por muchos eslovacos por haber encaminado al país hacia la eurozona en 2009 y por fomentar la inversión extranjera sin eximir a los bancos y a los proveedores de servicios públicos del pago de impuestos especiales.

ERC ( dpa / Reuters )

DW recomienda

Publicidad