Se necesitan inmigrantes | Alemania | DW | 06.07.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Se necesitan inmigrantes

El sector privado alemán exige reformar las leyes de inmigración para atraer más mano de obra cualificada.

En Alemania pronto puede faltar mano de obra cualificada.

En Alemania pronto puede faltar mano de obra cualificada.

El presidente de la Federación de Asociaciones Patronales de Alemania, Dieter Hundt, vaticina ya desde años una escasez de mano de obra cualificada en el país y critica el sistema educativo, porque "al mercado laboral llegan muchas personas poco cualificadas y muy pocos especialista y académicos".

Además, por el desarrollo demográfico, hasta el 2050 Alemania puede perder 10 millones de personas activas. Ahora, Hundt da un paso más allá: si Alemania no puede producir especialistas, entonces el país necesita especialistas extranjeros.

Dieter Hundt

Dieter Hundt: pro inmigración.

"Una lograda integración de inmigrantes en nuestra sociedad es un pilar decisivo para asegurar el futuro y la capacidad de innovación de Alemania", sentencia Hundt.

Una política de inmigración equivocada

No obstante, la integración de millones de inmigrantes de facto fracasó en Alemania. Ello queda demostrado en el mercado laboral. "El cuarenta por ciento de los inmigrantes o sus familias no ha terminado la escuela básica o no ha aprendido un oficio y por ello no puede sorprender que la desocupación en ese grupo social sea bastante mayor que el promedio", dice por su parte Jutta Allmendinger, directora del Instituto de Estudios Laborales.

La alarmante escasa educación y alta desocupación de los inmigrantes son para Hundt el resultado de una política de inmigración equivocada. Los hijos de los inmigrantes son poco ayudados y también se les exige muy poco, agrega.

"En una sociedad abierta y una economía global son necesarias destrezas interculturales", agrega Hundt. Y por ello "es importante que los hijos de inmigrantes hablen bien el alemán, pero que también cultiven su idioma materno a alto nivel".

Que la mitad de los hijos de inmigrantes al final de la escuela estén considerados como no capaces de aprender un oficio tiene fatales consecuencias para la integración, resalta.

"Subrayo explícitamente que las empresas son el más importante motor de la integración. Sin plazas de trabajo ni de capacitación, la integración fracasará", dice por su parte Wolfgang Schäuble, el ministro del Interior.

Por ello el ministro aboga por tomar muy en serio la responsabilidad de poner a disposición el suficiente número de puestos de capacitación.

Capacitación en las empresas

Casi el 24 % de las empresas alemanas capacitan a jóvenes, pero sólo lo hace el 15 % de las empresas cuyos propietarios son extranjeros. Existe consenso en que ello debe cambiar. Las cámaras de industria y comercio, sobre todo la germano-turca, han creado iniciativas al respecto. Ya se constata una creciente disposición a ofrecer puestos de capacitación en las empresas fundadas por turcos.

En Alemania existen más de 60.000 empresas cuyos propietarios son de origen turco, que dan empleo a 320.000 personas y facturan más de 30.000 millones de euros.

"Según los pronósticos, su número se duplicará dentro de diez a quince años, de tal forma que sólo los empresarios de origen turco podrán dar trabajo a todos los turcos en edad activa en Alemania", dice Nihar Sorgec, vicepresidente de la Cámara de Industria y Comercio Germano-Turca.

Más inmigración

Pero en vista del déficit de mano de obra cualificada, esa estrategia es insuficiente. Hundt exige por ello cambios en la política inmigratoria. La inmigración a Alemania debe hacerse depender de cualificaciones tales como capacitación, experiencia laboral y conocimientos de alemán, dice el presidente de la Federación de Asociaciones Patronales.

"A menudo se piensa que no dejando entrar al mercado laboral alemán personas cualificadas aumenta el empleo de alemanes", dice Hundt, "pero ello es un enorme error, como lo demuestra la experiencia de los últimos treinta años".

Por el contrario, resalta, "una política de inmigración que se oriente por las necesidades del mercado laboral puede conducir a mayor dinámica económica y más empleo."

Esa opinión también es compartida por el director del Instituto de Investigaciones Económicas IFO, de Múnich, Hans-Werner Sinn: "Alemania debe prepararse para una inmigración masiva, ya que la economía alemana necesita imperiosamente inmigrantes cualificados".

DW recomienda