Se necesita más ayuda para las víctimas de las injusticias en la ex Alemania Oriental | Alemania | DW | 09.11.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Se necesita más ayuda para las víctimas de las injusticias en la ex Alemania Oriental

Millones de alemanes orientales han sufrido la arbitrariedad estatal comunista. Muchos todavía la padecen, también porque esperaron en vano una compensación económica. Esto debe cambiar ya, dice Marcel Fürstenau.

Corredor de celdas en la prisión de la Stasi en Hohenschönhausen. Ahora es un lugar conmemorativo.

Símbolo de la injusticia de la ex RDA: corredor de celdas en la prisión de la Stasi en Hohenschönhausen. Ahora es un lugar conmemorativo.

Para muchos ya es demasiado tarde, porque hace tiempo que fallecieron. La comisionada para las víctimas del Partido Socialista Unificado de Alemania (SED), Evelyn Zupke, elegida por el Bundestag en junio de 2021, ya no puede hacer nada para compensarlas, como mínimo, con reparaciones económicas, por haber sido encarceladas por el Servicio de Inteligencia Stasi, y por haber sido sometidas a trabajos forzosos u otras formas de arbitrariedad estatal. Eso en sí ya es un escándalo, 32 años después de la llamada 'revolución pacífica' en la ex República Democrática Alemana (RDA) -que de democrática solo tenía el nombre-, gobernada desde 1949 hasta 1989 por el Partido Socialista Unificado de Alemania (SED).

No fue un escándalo, pero sí una grave negligencia, crear el cargo de Encargado de las Víctimas a nivel nacional, tras más de tres décadas después de la caída del Muro de Berlín, el 9 de noviembre de 1989. Habría sido necesario hacerlo cuando se llevó a cabo la reunificación alemana, en 1990. Muchos más alemanes orientales habrían tenido entonces una persona de contacto al más alto nivel, en el Parlamento. Allí, donde más se puede influir y donde se aprueban leyes.

Corresponsal de DW, Marcel Fürstenau

Corresponsal de DW, Marcel Fürstenau

Un fondo nacional para situaciones de emergencia

Sin embargo muchas víctimas de la SED, en teoría, con derecho a reclamar, fracasaron por obstáculos de índole práctica: la burocracia. O porque alguien, por cínico que parezca, simplemente no estuvo en la cárcel el tiempo suficiente. La exactivista de derechos civiles de la RDA, Evelyn Zupke, quiere dar más voz a todos para que se los escuche. La comisionada para las víctimas de la SED estima que el número de personas que estuvieron en las cárceles por razones políticas e ideológicas, o que fueron recluidas en los llamados "Hogares especiales para jóvenes" (Jugendwerkhöfe) asciende al menos a 300.000.

Además del sufrimiento de esas personas, entretanto, ya mayores, para muchas de ellas también se trata de un problema económico. Casi la mitad vive al borde de la pobreza, dice la experta, quien ha hecho lo único correcto en estos cinco meses desde que asumió el cargo: hablar con los afectados y escucharlos. Pero solo mostrar comprensión hacia los afectados no sirve de ayuda. Por eso, Evelyn Zupke exige que toda Alemania haga lo que solo han hecho hasta ahora tres estados del este alemán: establecer un fondo para situaciones excepcionales.

Esto también es un escándalo: solo aquellos que viven en Berlín, Brandeburgo o Sajonia han tenido la oportunidad de recibir ayuda financiera por la vía no burocrática. Turingia está actualmente en proceso de crear dicho fondo. Sin embargo, si mirásemos lo que hay en esas arcas, no creeríamos lo que vemos, porque solo contienen entre 50.000 y 100.000 euros. Y esa suma no es para compesar a una de las víctimas, ¡sino a todas ellas!

No hay suficiente dinero

A los afectados podría consolarlos el hecho de que estas arcas se rellenan cada año. Aún así, es mejor que nada. Pero esto no puede seguir así. El fondo nacional para situaciones de emergencia debe llegar lo antes posible. El nuevo y, con suerte, enérgico Bundestag debería ubicarlo en lo más alto de su lista de prioridades.

Cuanto antes llegue, más posibilidades habrá de que las víctimas de la SED reciban una pequeña compensación de una manera relativamente sencilla. Porque una cosa también queda clara: un fondo de emergencia para toda Alemania debe recibir mucho más dinero para poder proporcionar algo más que una ayuda simbólica. Después de la catástrofe de las inundaciones de este verano, la política ha demostrado lo bien, lo rápida y lo abundante que puede ser la reparación para las víctimas: se pusieron a disposición miles de millones de euros en muy poco tiempo. No tiene que ser tanto dinero para las víctimas supervivientes de la SED, pero algunos millones sería lo mínimo. Todavía no es demasiado tarde para todos, porque muchos de los afectados todavía están vivos.

(rmr/cp)

DW recomienda