Se buscan test rápidos de coronavirus | Ciencia y Ecología | DW | 27.03.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ciencia y Ecología

Se buscan test rápidos de coronavirus

¿Se hacen suficientes pruebas de coronavirus en Alemania? Una de las claves para frenar la pandemia es hacer más test a la población, pero no es fácil encontrar pruebas precisas, fiables y rápidas.

No basta con toser. Quien quiera hacerse la prueba del coronavirus en Alemania, no solo tiene que tener síntomas sino también haber tenido contacto con algún infectado. Ese es el protocolo establecido por el Instituto Robert Koch, la autoridad oficial de Alemania responsable de enfermedades infecciosas. Pero ¿no resumió en tres palabras el director de la OMS, Tedros Ghebreyesus, lo que hay que hacer ahora: "pruebas, pruebas y pruebas"? ¿Y no hubiera sido mejor hacer test a muchas personas, a todo el mundo, para luego poder decir quién debe hacer cuarentena, en lugar de paralizar a todo un país? ¿A qué se deben las restricciones a la hora de hacer pruebas?

"Eso se debe a que hay demasiados pacientes que realmente tienen un motivo para hacerse la prueba", dice Christian Drosten, director de Virología del hospital Charité de Berlín y asesor del Gobierno alemán en cuestiones relacionadas con el coronavirus. "Eso supera totalmente nuestras capacidades".

Un número limitado de pruebas

Drosten asegura que, según estimaciones, Alemania hace medio millón de test a la semana. Entre los días 16 y el 22 de marzo de 2020, solo en las consultas ambulatorias se llevaron a cabo 266.000 pruebas, que fueron enviadas por los médicos a los laboratorios. Unos 80 laboratorios comunican semanalmente cuántos test han hecho a la Unión Federal de Cajas de Salud (KBV por sus siglas en alemán), que aseguran que el límite semanal de pruebas es de 360.000. Roland Stahl, portavoz de la KBV, dice que las cajas de salud financian unos 60 euros por cada test, siempre y cuando la prueba cumpla con los criterios establecidos por el Instituto Robert Koch. Para pacientes que se lo costeen de forma privada, la factura por test asciende, según informan los medios, hasta los 250 euros.

A pesar de todo, Alemania hace relativamente bastantes pruebas y no tiene nada que envidiar a Corea del Sur. Haciendo test de forma masiva, aquel país asiático ha logrado tener bajo control la tasa de contagios, y eso sin tener que someter a toda la población a un confinamiento masivo.

Polymerase-Kettenreaktionsgerät am Fraunhofer Institut in Schmallenberg (DW/F. Schmidt)

Hasta ahora, el virus corona se ha detectado en Alemania exclusivamente por reacción en cadena de la polimerasa (PCR).

Hasta ahora, la mayoría de los test llevados a cabo en Alemania son los conocidos como PCR, siglas en inglés de la técnica de reacción en cadena de la polimerasa, que están considerados como especialmente precisos. En el laboratorio, el análisis puede llevar hasta cinco horas. Sin embargo, la mayoría de los pacientes suelen esperar un par de días, porque los médicos deben enviar las pruebas hasta los laboratorios. Además, el proceso de análisis no está completamente automatizado y no puede hacerse las 24 horas al día, porque para eso hace falta personal técnico de laboratorio. A pesar de ello, sería deseable poder hacer más pruebas y más rápido. Y ahí es donde entran los investigadores y las empresas privadas: no pasa un solo día sin que una empresa presente test más sencillos y más rápidos.

Mi test, mi máquina

Bosch Healthcare Solutions, la rama dedicada a la tecnología médica del proveedor automotriz Bosch, anunció que dispone de un test que arroja resultados en dos horas y media. Es una prueba PCR totalmente automatizada, para la que no es necesario personal técnico de laboratorio. El problema es que la máquina que lleva a cabo el análisis debe ser también de Bosch y concretamente de la llamada serie Vivalytic, que es totalmente nueva, acaba de recibir la licencia en febrero de 2020. En Alemania hay apenas una docena en funcionamiento. Bosch no quiere decir a Deutsche Welle cuánto cuesta, pero que se trata de un aparato destinado a hospitales y laboratorios, no a consultas de médicos. Hay otras firmas que también apuestan por los test rápidos PCR, como la estadounidense Cepheid y la holandesa Pharma-Holding Quiagen.

Rapidez y cantidad

Aparte de los test PCR también hay pruebas rápidas, como los test de antígenos, para detectar el virus. Son sencillos y rápidos, en cuestión de 15 minutos arrojan el resultado. Su precisión es relativamente alta, aunque algo más baja que la de los PCR. En Corea del Sur se emplea a menudo este método, porque permite hacer muchos test en poco tiempo. Pero da igual si una prueba necesita cinco horas o solo una para tener un resultado. El problema básico es el mismo: si hay que tomar una muestra de la cavidad bucal o nasal y no hay disponible un aparato que lleve a cabo el análisis, las muestras deben ser enviadas a un laboratorio y eso requiere tiempo.

Ver el video 02:06

Test de coronavirus made in Germany

PCR, antígenos y anticuerpos

Más rápidos y sencillos aún son los test rápidos de anticuerpos, pero esos constituyen una categoría de pruebas totalmente distinta. Mientras los PCR detectan al propio virus, los de anticuerpos detectan la reacción del cuerpo, es decir, si ha generado defensas contra el virus, que suele crear anticuerpos diez días después de la infección. La desventaja es que la fase temprana después del contagio no tiene sentido utilizarlos. La ventaja es que responden a la pregunta de cuántas personas se han contagiado "sin darse cuenta o sin habérselo tomado en serio, porque solo les dolía un poco la garganta", dice el virólogo Drosten. "Estas personas dan positivo a los anticuerpos y son, suponemos, inmunes". A esa gente no hay que ponerla en cuarentena y contribuyen a la llamada inmunidad del rebaño. Suponen aproximadamente el "60 o 70 por ciento de la población que se habrá infectado antes de que la pandemia termine", dice Drosten.

Hacer negocio con las pruebas de coronavirus

Lo que es seguro es que se puede ganar mucho dinero con los test de coronavirus. Quien ofrezca uno que funcione como los de embarazo, puede hacer una fortuna. En internet ya circulan ese tipo de ofertas, la mayoría de fabricantes chinos. "Hay que tener cuidado, porque no hemos hecho todavía buenos estudios de validación", dice el virólogo Christian Drosten.

La empresa surcoreana Celltrion anunció esta semana un autotest de anticuerpos, que muestra el resultado en 20 minutos, pero que llegará al mercado, como pronto, el próximo verano. Pero también con las pruebas convencionales puede ganarse mucho dinero. La empresa farmacéutica coreana SolGent recibió en febrero la licencia para un test de coronavirus que en dos horas da el resultado y que ya está vendiendo por todo el mundo. A principios de esta semana, SolGen anunció la venta de 30.000 test al grupo muniqués Synlab. Según el diario Corea Times, Estados Unidos les ha hecho un encargo de un millón de test. (ms/few)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

Ver el video 02:20

Corea del Sur controla al virus sin cuarentena

DW recomienda