Se busca presidente para el Eurogrupo | Europa | DW | 03.12.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Se busca presidente para el Eurogrupo

El sucesor de Jeroen Dijsselbloem debe ser un socialdemócrata experimentado. Cuatro candidatos se enfrentan. No se descartan sorpresas en las elecciones del Eurogrupo. Bernd Riegert reporta desde Bruselas.

El "Eurogrupo", el exclusivo club de ministros de Finanzas de los 19 Estados de la Unión Europea que usan el euro como moneda, está buscando un nuevo presidente. De acuerdo a los estatutos de la UE, el cargo debe ser ocupado por un ministro de Finanzas en funciones. La mujer o el hombre debe ser experimentado y a prueba de crisis, porque en crisis financieras y de deuda, su mandato puede ser a veces agitado, tenso y exigente.

Lea también: 

Dijseelbloem, presidente del Eurogrupo, abandona la política

Jefe del Eurogrupo no dimitirá tras polémicas declaraciones

En un proceso excepcionalmente transparente, se postularon tres candidatos y una candidata. El lunes 4 de diciembre, los 19 ministros de finanzas votarán. En la primera votación, se necesitan 10 votos para ganar. Después de eso, la mayoría simple es suficiente. Para la segunda ronda de votación, los candidatos con menos votos deben retirar su candidatura. Esto es lo que se espera de ellos, pero no es una regla fija escrita.

La presidencia del Eurogrupo se considera uno de los puestos más importantes de la UE. Los otros tres son el presidente de la Comisión Europea, el presidente del Consejo Europeo y el presidente del Parlamento Europeo. Estos son los candidatos a ocupar la presidencia del Eurogrupo: 

Dana Reizniece-Ozola, Letonia, 36 años, Unión de Campesinos y Verdes 

La política letona, que además participa en las Olimpiadas de Ajedrez y es gran maestra de esta disciplina, tiene pocas posibilidades. Reizniece-Ozola ha sido ministra de Finanzas de Letonia desde 2016, pero pertenece a la familia de partidos equivocada. Se ha acordado que un socialdemócrata obtenga el cargo, ya que los otros tres puestos principales están ocupados por conservadores. Los verdes tienen pocas posibilidades.

Pierre Gramegna, Luxemburgo, 59 años, Partido Demócrata 

Gramegna se unió al liberal "Partido Demócrata" solo unos días antes de su nombramiento como ministro de Finanzas en 2013. El Partido Demócrata es probablemente también la opción equivocada para esta elección, porque los socialdemócratas reclaman la presidencia del Eurogrupo. Gramegna se presentó a sí mismo a las elecciones. Hasta el jueves pasado, las candidaturas podían enviarse a la secretaría del Consejo de Ministros en Bruselas.

Peter Kazimir, Eslovaquia, 49 años, partido socialdemócrata SMER 

El antiguo diputado, que ha sido viceprimer ministro y ministro de Finanzas de Eslovaquia desde 2012, pertenece al partido socialdemócrata en Eslovaquia, pero para muchos, el SMER se considera de extrema derecha, especialmente en el tema de los refugiados. Pero Kazimir podría ganar puntos con el hecho de que la UE quiere otorgar más cargos principales a los políticos de los nuevos Estados miembros. Eslovaquia se unió a la UE en 2004.

Mario Centeno, Portugal, 50 años, sin partido 

Este economista, educado en Harvard, no pertenece a ningún partido, pero se ha unido a la fracción socialista en el Parlamento portugués. Por eso Centeno tiene el color político adecuado para el cargo. Además, como ministro de Finanzas (desde 2013) sacó a Portugal de la crisis financiera, la llevó de vuelta a la senda del crecimiento y aboga por la política de rescate del Eurogrupo: ayuda solo en condiciones parcialmente difíciles. Mario Centeno es considerado el favorito en las elecciones, aunque los ministros conservadores y liberales actualmente tienen la mayoría en el Eurogrupo.

El mandato del exjefe del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, finaliza en enero. El socialdemócrata Dijsselbloem no podría postularse nuevamente porque ya no pertenecerá al nuevo Gobierno holandés después de su derrota electoral. Se espera que el jefe del Eurogrupo impulse una mayor profundización de la unión monetaria y posiblemente también la creación de un "ministro de Finanzas europeo". Por otra parte, haría que el puesto del jefe del Eurogrupo fuera innecesario.

Autor: Bernd Riegert (RRR/MS)

DW recomienda

Publicidad