Se acentúa la pobreza en Latinoamérica | Diga usted | DW | 29.08.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Diga usted

Se acentúa la pobreza en Latinoamérica

Lea lo que opinan nuestros lectores acerca del empeoramiento de la situación social en América Latina y sobre cómo hacerle frente.

Los niños, víctimas de la crisis.

Los niños, víctimas de la crisis.

La pobreza se combate reforzando el sistema educacional, desde la temprana edad, guiando a los niños hacia un campo compatible con su aptitud adquirida, y con la disposición del estado a ampliar en forma segura el campo laboral. Esto fortalece la economía de una nación. Para ello debe existir una igualdad de oportunidades y una disposición a asegurar el sentido de la existencia humana.

José Levinier

En el continente del eterno mañana, la pobreza debe combatirse con más oportunidades. Eso significa el acceso a crédito, a tasas ventajosas, además de que se le brinde a la gente la posibilidad escalonada de acceder a la educación, según edad y disponibilidad o potencialidades. Las políticas del derrame, lo único que derraman es frustración, impotencia y, en última instancia, violencia, que es la forma explosiva en que se manifiesta la pobreza y la falta de oportunidades. Es cultivar seres sin dios, sin rostro, ya que los pobres para algunos son sólo frías cifras, donde mi experiencia me indica que hay mucha riqueza humana. Son como diamantes en bruto, sólo que estos diamantes no son codiciados por los que amasan fortunas, su pulido no es importante.

Jorge Alex Cerdas Chávez

Es triste que nuestros países persistan en marginar a su propia gente. Permítanme felicitar a todos los miembros de los diferentes gremios que denunciaron esta desgracia, que es la pobreza. Pero pobreza no es la palabra correcta, sino que la repartición no llega a donde debe llegar. Una forma de mejorar la situación de todos los ciudadanos, y me refiero a indígenas y afrolatinos, homosexuales, prostitutas y personas que por su color también son marginados, es darles un trabajo, darles servicio médico, promover los comedores comunitarios para que las amas de casa tengan el ánimo de seguir en su familia. Además, se debería entrenar a mujeres dentro de los barrios para que sean líderes y lleven campañas de control de la natalidad, vacunaciones, desparasitación y eliminación de insectos. Sobre todo, una buena campaña de alfabetización donde, aparte de leer y escribir, también les enseñen sus derechos como ciudadanos, que aprendan a pagar impuestos, para que con ello puedan exigir mejor servicio público. Hacerles comprender que no están solos y que juntos se pueden ayudar mutuamente y salir adelante. La falta de agua también es otro problema muy grande. Esto y mucho más se podría normalizar si los políticos amaran a su pueblo y los gobernantes tuvieran más responsabilidad. Nuestros países no son pobres, están saqueados por sus malos dirigentes. Que tristeza, pero gracias por habernos recordado a todos los que podemos ayudar que la tarea sigue en pie, si miramos a todos los rincones del mundo no sabríamos por dónde empezar.

Raquel Ponce

Sus comentarios, opiniones y críticas serán siempre leídos con atención. Dada la gran cantidad de correo recibido, no se garantiza una respuesta personalizada. DW-WORLD se reserva el derecho a publicar sin aviso previo las opiniones de sus usuarios, adaptadas y no siempre completas. Las opiniones vertidas en esta página son de exclusiva responsabilidad de quienes las han enviado.

¿Desea saber más sobre los temas de opinión? Cliquee en los artículos que figuran abajo y compártalos con otros lectores. Nos alegra recibir sus opiniones. ¡Escríbanos!

DW recomienda