“Señora arquitecta”: la lucha contra los prejuicios machistas | Cultura | DW | 11.08.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cultura

“Señora arquitecta”: la lucha contra los prejuicios machistas

La profesión de arquitecto ha sido, hasta ahora, otro dominio masculino. Pero hay mujeres que han surgido a pesar de toda la resistencia, como lo muestra “Señora arquitecta”, una exposición en Düsseldorf.

Hotel Villa Majestic“, en Berlin-Wilmersdorf, 1928. Diseñadora y arquitecta Marie Frommer.

Hotel "Villa Majestic“, en Berlin-Wilmersdorf, 1928. Diseñadora y arquitecta Marie Frommer.

"Todavía se necesita mucha confianza en sí misma para abrirse camino como mujer en la arquitectura", dijo recientemente la reconocida arquitecta inglesa Alison Brooks, aduciendo que "crecemos con héroes y dioses que son todos masculinos". Brooks es hasta ahora el único arquitecto británico que ha ganado el Premio Stirling del RIBA, la Medalla Manser y el Premio Stephen Lawrence. A sus 58 años es considerada la voz líder de su generación. Y sin embargo, sufre de la falta de igualdad en su profesión.

Hasta su repentina muerte en 2016, la arquitecta iraquí-británica Zaha Hadid, que fue la primera mujer en recibir el Premio Pritzker en 2004, subrayó una y otra vez lo difícil que había sido para ella afirmarse en el dominio masculino de la arquitectura. Cuando se le acusó de que el diseño del estadio para la Copa Mundial de Qatar de 2022 recordaba a una vagina, solo movió la cabeza, frustrada por tanta ignorancia. El hecho de que las mujeres todavía tengan que justificarse por sus edificios parece más que anticuado, sobre todo en tiempos en que a la cabeza de países hay mujeres gobernantes y ministras de defensa.

¿No ha cambiado nada todavía?

Los prejuicios contra las mujeres profesionales son, en la práctica, los mismos desde hace cientos de años. Muchos suponen aún que "las mujeres no pueden usar las matemáticas, luego no pueden manejar los presupuestos”. Todo parte del prejuicio de que "las mujeres no pueden pensar en tres dimensiones”. Por eso se ha pensado que las mujeres no tienen nada qué hacer en las obras. Tales clichés mantuvieron a las mujeres alejadas de la profesión de la arquitectura durante mucho tiempo. Hoy en día esto ya no es así, como muestran las cifras: la mayoría de los estudiantes que inician un estudio universitario de arquitectura son mujeres. El 2018, el 60 por ciento de los graduados en arquitectura fueron mujeres.

Aun así, las mujeres arquitectas permanecen invisibles o desisten de hacer una carrera ante la dificultad de conciliar la vida laboral y la familiar. La encuesta realizada por la Cámara Federal de Arquitectos en 2016 es aleccionadora: la proporción de mujeres en el campo de los arquitectos independientes es de poco menos del 22 por ciento. Entre los planificadores urbanos comerciales, la cifra es solo del nueve por ciento. Además, las mujeres ganan considerablemente menos que sus colegas hombres, en promedio un 20 por ciento.

Elisabeth von Knobelsdorff, la primera arquitecta en Alemania

Incluso antes de 1919, el año de la supuesta igualdad, cuando se concedió a las mujeres el derecho a voto, Elisabeth von Knobelsdorff se convirtió en la primera mujer en Alemania en obtener un título en arquitectura en el Real Colegio Técnico de Berlín-Charlottenburg en 1911.

La princesa Viktoria zu Bentheim und Steinfurt también erigió un gran número de edificios en las propiedades de su familia. Emilie Winkelmann fue la primera mujer en Alemania en abrir un estudio de arquitectura en Berlín en 1907. La exposición "Señora arquitecta: 100 años de mujeres arquitectas profesionales”, actualmente en la Cámara de Arquitectos de Düsseldorf, presenta a mujeres arquitectas que, a pesar de toda la resistencia, han hecho historia de la arquitectura.

Las mujeres en la arquitectura antes de 1945

Tres de las primeras mujeres arquitectas de Alemania - Emilie Winkelmann, Therese Mogger y Elisabeth von Knobelsdorff - llegaron tarde para beneficiarse de la lucha por la equidad en Estados Unidos. El siguiente golpe bajo llegó con el nacionalsocialismo. En el Tercer Reich, la actividad de construcción estaba estrictamente controlada por el Estado. Más de 100 mujeres judías arquitectas fueron víctimas del Holocausto, incluyendo a loa estudiantes de la Bauhaus Friedl Dicker-Brandeis y Zsuzsanna Bánki.

El machismo de la sociedad alemana de la posguerra

En los años 50 y 60 en Alemania se pensaba que el lugar de las mujeres era la cocina. En el mundo de la arquitectura esto significó que las mujeres fueran relegadas al diseño de proyectos de viviendas e instalaciones para jóvenes y niños, o en interiores, como se puede leer en el libro que acompaña a la exposición. Sin embargo, algunas mujeres pudieron planificar edificios públicos. En la RDA llamó la atención Iris Dullin-Grund, que diseñó la Casa de la Cultura y la Educación en Neubrandenburg en 1965, y en los decenios de 1970 y 1980 Gertrud Schille, que dibujó los planos de los planetarios de VEB Carl Zeiss-Jena, para la exportación internacional.

También ha habido mujeres excepcionales como arquitectas en la República Federal de Alemania: Sigrid Kressmann-Zschach fue autorizada a construir edificios comerciales en Berlín Occidental, Ingeborg Kuhler se hizo famosa en 1990 con el Museo de Trabajo y Tecnología de Mannheim.

Las mujeres deben apoyar a otras mujeres 

"Las mujeres arquitectas necesitan el apoyo de las mujeres que ya lo han logrado", dijo Zaha Hadid cuando se le concedió el Premio Jane Drew, un galardón para mujeres arquitectas destacadas, en 2012. "Aunque hoy en día hay más mujeres arquitectas establecidas y respetadas que nunca. Eso no significa que se haya convertido en algo fácil".

Las mujeres dueñas de empresas de arquitectura siguen siendo una rareza. Esto también se debe a la incompatibilidad de esta profesión que requiere mucho tiempo con el deseo de tener hijos. La exposición "Frau Architekt" se exhibe del 12 de agosto al 2 de octubre de 2020 en la Cámara de Arquitectura de Düsseldorf.

(jov/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

 

DW recomienda