Schröder: amplias coincidencias con América Latina | Alemania | DW | 29.05.2004
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Schröder: amplias coincidencias con América Latina

Encantado por el apoyo al deseo alemán de incorporarse permanentemente al Consejo de Seguridad regresó el canciller Schröder de Guadalajara, donde constató notables coincidencias políticas con América Latina.

El canciller alemán, G. Schröder, en la cumbre de Guadalajara.

El canciller alemán, G. Schröder, en la cumbre de Guadalajara.

La política seguida por Berlín en el terreno internacional, por lo visto, está arrojando dividendos. El canciller alemán, Gerhard Schröder, regresó de la cumbre de América Latina, el Caribe y la Unión Europea con la satisfacción de haber sentido un amplio apoyo. Y esto no sólo se expresa en términos generales, sino concretamente en lo tocante a una aspiración que Alemania ya no se esmera en disimular: la de contar con un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Premio a la responsabilidad

El gobernante alemán dijo no haberse topado con nadie que se planteara críticamente al respecto. A su juicio, ello representa un reconocimiento a la forma "sensible" y "responsable" en que se ha conducido Alemania.

Bundeskanzler Schröder trifft in Mexiko seinen Amtskollegen Vicente Fox Los Pinos

El presidente mexicano, Vicente Fox, apoyó explícitamente el deseo alemán de un asiento permanente en el Consejo de Seguridad.

Una alusión tácita, aunque obvia, al rechazo alemán a la guerra contra Irak. Más aún: el presidente mexicano, Vicente Fox, dijo con todas sus letras lo que Berlín de seguro quería escuchar: que no sólo favorece una representación global de América Latina o África en el Consejo de Seguridad, sino también una presencia permanente de los alemanes en ese círculo.

Así las cosas, Schröder partió de México encantado con el grado de coincidencias que percibió entre las visiones políticas europeas y latinoamericanas. El punto clave en este amplio consenso es el concepto de "multilateralismo". Si bien los representantes de la UE se esmeraron por evitar que la cumbre de Guadalajara pudiera interpretarse como un intento de cerrar filas contra Estados Unidos, lo cierto es que a ambos lados del Atlántico es notorio el malestar por la forma en que Washington actúa por cuenta propia en el escenario internacional.

No solo de economía vive el mundo

Excepciones hay, ciertamente, como la de Gran Bretaña. Pero su primer ministro, Tony Blair, no estuvo presente en la cita para evidenciarlas, si bien los británicos consiguieron evitar que en la declaración final se formulara explícitamente la demanda de reformar el Consejo de Seguridad. No obstante, quedó en claro el respaldo general a la ONU, como la instancia multilateral legítima para encarar los problemas mundiales.

Hasta ahora, las relaciones entre la Unión Europea y América Latina se habían enfocado en Alemania básicamente en el aspecto económico. Ciertamente, las perspectivas de un acuerdo comercial entre la UE y el Mercosur son un importantes, al igual que las oportunidades que ofrecen los mercados latinoamericanos. Pero reducir todo a este punto resulta miope. Quizá la cumbre de Guadalajara haya servido, por lo tanto, para que los europeos advirtieran que también en otro campo pueden encontrar numerosos aliados en América Latina y empiecen a atribuirle al continente un mayor peso político.

DW recomienda