Scholz, Laschet o Baerbock, ¿qué esperan los europeos del próximo o de la próxima canciller? | Europa | DW | 23.09.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Scholz, Laschet o Baerbock, ¿qué esperan los europeos del próximo o de la próxima canciller?

¿Cuál va a ser la relación entre el o la próximo/a canciller con Europa? DW quiso saber la postura de París, Bruselas y Varsovia.

Los candidatos a la cancillería alemana, de izquierda a derecha: Olaf Scholz, Annalena Baerbock y Armin Laschet

Los candidatos a la cancillería alemana, de izquierda a derecha: Olaf Scholz, Annalena Baerbock y Armin Laschet

La política europea no jugó prácticamente ningún papel en la campaña electoral alemana. Recordemos que los tres candidatos son Olaf Scholz, del Partido Socialdemócrata (SPD), Armin Laschet, de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y Annalena Baerbock, de Los Verdes. La Unión Europea (UE) aún no conoce a fondo cuáles son los planes de cada uno de ellos para Europa.

Francia

Emmanuel Macron se convertirá en Presidente del Consejo por rotación en el primer semestre de 2022 y, a continuación, se presentará a la reelección en abril de 2022. Con Angela Merkel no tuvo éxito con su plan de ampliación de las instituciones ni con la flexibilización de la política fiscal, aunque la pandemia obligó a un giro hacia la deuda común de la UE para la reactivación de la economía tras la crisis. En esto, ambos mandatarios trabajaron de la mano.

El socialdemócrata Olaf Scholz puede ser aún más difícil de convencer en cuanto a gastar dinero público, a pesar de que Scholz, en realidad, fue el verdadero inventor de dicho "fondo de reconstrucción". Con Macron comparte la idea de una "soberanía" europea en defensa, política industrial o protección del clima.

Armin Laschet, el candidato del partido demócrata cristiano de Merkel, como Scholz, visitó el Palacio del Elíseo durante la campaña electoral y se definió como una mezcla de Macron y Merkel.

Habiendo nacido en Aquisgrán, a Laschet París le resulta más cercana que Berlín. El ministro francés de Asuntos Europeos, Clement Beaune, dejó constancia de la máxima de la amistad franco-alemana en la UE: "Francia no puede prescindir de Alemania, Alemania no puede prescindir de Francia".

En Alemania, el elector tiene dos votos, uno por un candidato en especial y el otro por un partido.

En Alemania, el elector tiene dos votos, uno por un candidato en especial y el otro por un partido.

Polonia

Mateusz Morawiecki, primer ministro polaco del partido nacional conservador PiS está en permanente disputa con la Comisión de la UE y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) porque las reformas judiciales en Polonia contradicen la legislación europea. El antiguo asesor de Morawiecki, el filósofo y lobista Tomasz Krawczyk, dijo a DW que las cosas serán ahora será más difíciles para Varsovia porque el nuevo gobierno de Berlín, independientemente de su color, será menos considerado que Merkel.

Annalena Baerbock, del partido Los Verdes, apoyaría sin duda la línea dura de sus colegas verdes en el Parlamento Europeo contra las políticas cada vez más anti-LGBTQ en Polonia. Sin embargo, Baerbock sería ideal para el primer ministro del PiS en otro ámbito, ya que ella está en contra del gasoducto germano-ruso Nord Stream 2, que Polonia rechaza tajantemente, y que Laschet quiere poner en marcha.

Socialdemócratas y conservadores

Los jefes de gobierno socialdemócratas, desde Suecia, Finlandia y Dinamarca, hasta Malta, España y Portugal, se alegrarían si el socialdemócrata Olaf Scholz ocupara la cancillería, tras 16 años de Merkel. A la inversa, sería igual de lamentable para los ocho jefes de gobierno conservadores que el mayor país de la UE dejara de estar dirigido por un democristiano.

Los ciudadanos europeos

¿Y los propios europeos? Según una encuesta realizada por el laboratorio de ideas Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, la mayoría de los europeos encuestados querían a su jefa de crisis de la UE, Angela Merkel, porque representaba confiabilidad. Los encuestados también esperan fiabilidad y una política fiscal mesurada por parte de Alemania con un nuevo gobierno. Sin embargo, en general, los europeos consideran que la "edad de oro" de Alemania está llegando a su fin.

¿Qué piensan en Bruselas?

Alemania seguirá siendo el Estado miembro más grande, más poderoso económicamente y más influyente, independientemente de quién esté en la cancillería. No habrá una gran ruptura dramática en la política europea de Alemania, cree el director del Centro para las Políticas Europeas, Janis Emmanouilidis en una entrevista con DW.

Entre los funcionarios alemanes de la UE prevalece la compostura pragmática. Por ahora, dicen, el trabajo continuará con normalidad, independientemente de quién gane las elecciones. Las grandes decisiones se pospondrán hasta que el nuevo gobierno se haya instalado. 

(jov/cp)

DW recomienda