Sarkozy centra campaña electoral en estrategias contra criminalidad | Europa | DW | 31.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Sarkozy centra campaña electoral en estrategias contra criminalidad

Nicolas Sarkozy dijo este 31 de marzo que los autores reincidentes de delitos sexuales deberían ser sentenciados a cadena perpetua, una señal de que el presidente francés está centrando su campaña por la reelección en temas de criminalidad tres semanas antes del inicio de los comicios. Sarkozy ya ha puesto énfasis con anterioridad en una postura firme contra el crimen luego de que un hombre armado islamista matara a siete personas previamente este mes en la ciudad de Toulouse, remeciendo al país. La aprobación de los votantes a su manejo de la crisis le dio a su campaña un necesitado impulso, en la que se ha convertido en una batalla electoral más estrecha frente al favorito de las presidenciales, el socialista Francois Hollande. El sábado, Sarkozy dijo en una conferencia en París que la sociedad tenía la responsabilidad de detener a los violadores seriales que representan una amenaza luego de ser liberados.

"Quiero que los autores reincidentes de crímenes sexuales, juzgados dentro de un mismo caso, sean castigados con cadena perpetua en lugar de 20 años, como lo dispone actualmente la ley", afirmó en la conferencia organizada por un grupo de víctimas de estos crímenes, el Instituto por la Justicia. El ex ministro del Interior citó el caso de Patrick Tremeaux, quien cometió una serie de violaciones en la década de1990 y cuya sentencia original fue limitada porque no parecía probable que fuera a reincidir. Una vez liberado de la prisión, Tremeaux violó a 11 mujeres más antes de ser capturado y condenado en el 2009 a otros 20 años de cárcel. Los comentarios de Sarkozy se producen un día después de una serie de redadas de alto perfil en Francia contra supuestos radicales islámicos. El presidente dijo el viernes que las autoridades realizarían nuevos operativos de esta naturaleza a fin de expulsar a quienes "no tienen nada que hacer en el país". Las cifras de aprobación de Sarkozy han mejorado desde que Mohamed Merah - un simpatizante de Al qaeda - fue acribillado por la policía en su departamento luego de matar a tiros a tres soldados, un rabino y tres niños judíos dentro y en los alrededores de Toulouse. dpa

ADVERTISEMENT