Santos: liberación de soldados muestra ″madurez del proceso de paz″ | América Latina | DW | 25.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Santos: liberación de soldados muestra "madurez del proceso de paz"

El presidente colombiano dijo que la liberación de los soldados César Rivera y Jonathan Díaz habla en favor del actualmente suspendido proceso de paz con las FARC.

Juan Manuel Santos (foto de archivo) agradeció a los garantes del proceso de paz.

Juan Manuel Santos (foto de archivo) agradeció a los garantes del proceso de paz.

Los dos soldados fueron secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el pasado 9 de noviembre, después de un combate en el departamento de Arauca, en la frontera este con Venezuela y liberados hoy en esa misma región, tras lo cual el Ejército les trasladó a Bogotá. "Esto es un paso importante que demuestra la madurez del proceso de paz y los gestos de paz que todos los colombianos reclaman", dijo el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, en un encuentro con líderes regionales en Mocoa, en el departamento del Putumayo (al suroeste del país).

DW recomienda

La liberación se concretó con la mediación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y representantes de Cuba y Noruega, los países garantes del proceso de paz que se celebra desde hace dos años en La Habana, a quienes el presidente agradeció especialmente su rol en la liberación de Rivera y Díaz.

Las negociaciones de paz a las que se refirió Santos están suspendidas por orden suya desde el pasado 17 de noviembre, en respuesta a otro secuestro ocurrido un día antes en el Chocó (noroeste), donde las FARC tomaron al general del Ejército Rubén Darío Alzate (el militar con más rango apresado por la guerrilla), al cabo Jorge Rodríguez y a la abogada Gloria Urrego, cuando estos visitaban el caserío de Las Mercedes.

¿Y el general?

Las FARC, que admitieron el secuestro del general y sus acompañantes, prometieron liberarlos también con la mediación del CICR y los países garantes. A esa posibilidad se refirió Santos, quien condicionó la semana pasada el regreso de los negociadores del Gobierno a La Habana a que las FARC liberaran al general y sus acompañantes y a los dos soldados que ya volvieron a la libertad ahora en Arauca. El presidente reiteró su confianza en que los aún secuestrados recuperen la libertad para "seguir adelante con nuestro proceso".

Mientras, desde la propia localidad de Mocoa, la exsenadora liberal y exmediadora con las FARC para la liberación de rehenes, Piedad Córdoba, líder de la organización Colombianos y Colombianas por la Paz, dijo estar “totalmente segura” de que este miércoles o jueves (26 o 27 de noviembre) la guerrilla liberará al general Rubén Darío Alzate y sus dos acompañantes. Preguntada por periodistas sobre si esta información la había obtenido directamente de las FARC, Córdoba –que fue destituida de su puesto en 2010 por el procurador general de la Nación, Alejandro Ordoñez, e inhabilitada por 18 años para ejercer cargos públicos, por sus contactos con la guerrilla– simplemente reiteró su certeza.

Complicaciones

Por el momento, el grupo subversivo no ha confirmado oficialmente una fecha para la liberación del general, el cabo y la abogada, si bien medios colombianos, citando a negociadores de la guerrilla en Cuba, han anunciado que podría ocurrir el próximo fin de semana. Sin embargo, según las propias FARC, en estos casos han surgido dificultades, pues el Ejército ha intentado un rescate que estaría causando problemas a la población civil de la zona por "los sobrevuelos, bombardeos y ametrallamientos".

Sin embargo, la cartera de Defensa ha asegurado que las operaciones buscan proteger a la población civil y que los militares no se han replegado, como sucedió desde el fin de semana para la entrega de los soldados, porque las FARC aún no han dado las coordenadas para la liberación de Alzate y sus acompañantes.

"Esperamos que los operativos dirigidos por el Ministerio de Defensa y el sitio militar contra la población civil se suspendan de inmediato, para que la liberación de las personas mencionadas trascurra sin sobresaltos y sin riesgos para ninguna de las partes", afirmó el grupo guerrillero en un comunicado.

Como sea, la situación de orden público en esa región fronteriza con Panamá se ha tornado aún más tensa a raíz de las amenazas del Ejército de Liberación Nacional (ELN), segunda guerrilla del país después de las FARC que desde enero sostiene contactos informales con el gobierno para el inicio de un proceso de paz, contra el transporte público de la zona. El ELN, con cerca de 2.000 integrantes, ha advertido que a partir de las cero horas de este martes se cumplirá en Chocó un "paro armado", mediante el cual el grupo guerrillero pide a los transportistas no cumplir sus itinerarios, so pena de que los buses o embarcaciones sean incinerados.

RML (efe, dpa)