San Pablo sí es San Pablo: restos humanos identificados por arqueólogos | Así es Alemania | DW | 29.06.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

San Pablo sí es San Pablo: restos humanos identificados por arqueólogos

Los restos humanos que reposan en un sarcófago de basílica en Roma son efectivamente de la persona venerada: el apóstol Pablo, importante teólogo de primera hora. El anuncio lo hizo el mismo Papa Benedicto XVI.

default

"El sermón de Pablo en Atenas", gobelino inspirado en Raffael. Galerie Semper, Dresde, Alemania.

¿Sensación arqueológica o sorpresa eclesiástica con tono político? Observadores dicen que puede tratarse de ambas cosas. El valor arqueológico radica en que pudo establecerse científicamente a través de carbono 14 que la osamenta de la tumba, que se cree es la de San Pablo, es, en efecto de alguien que nació y vivió en su época, eso es entre los siglos I ó II D.C. Una diminuta sonda láser fue introducida por un agujero y a través de ella se pudieron observar huesos, semillas rojas de incienso y pedazos de tela.

Año Paulino: regreso a las raíces

El momento político para la iglesia no podía ser más oportuno. Este 2009 es para el Vaticano el Año Paulino. Así que Benedicto XVI aprovechó la presentación de un balance del Año Paulino para anunciar los resultados de las últimas investigaciones arqueológicas.

Este 28 de junio de 2009 el Papa conmemoró los 2.000 años del nacimiento del apóstol Pablo. La honrada figura de San Pablo este año ha dado "frutos e inspiraciones espirituales", confesó el Pontífice. Tras estas palabras, Josef Ratzinger anunció el descubrimiento.

Gemälde von Sankt Paulus

"La conversión de Saulo a Pablo". Fresco de autor desconocido.

Para Benedicto XVI está claro que San Pablo está enterrado exactamente donde se lo venera. El sarcófago, de más de dos metros y medio de largo, "fue objeto de exhaustivos análisis científicos".

Ahora, después de los resultados positivos, es de suponer que el Papa autorizará la apertura del sarcófago que “nunca antes ha sido abierto”, pero lo que se avecina ahora es "un trabajo largo y complejo porque la tumba del apóstol Pablo está rodeada de una gruesa piedra". Además de los restos humanos, los arqueólogos identificaron pedazos de tela. La prenda sería un lino de color púrpura y adornado con oro y azul.

Arte en las catacumbas de Roma

También este 28 de junio se anunció otra novedad. Según L'Osservatore Romano, órgano del Vaticano, “expertos de la Comisión Papal para Arqueología Sacral descubrieron un cuadro de San Pablo”. Los miembros de dicha Comisión habrían encontrado la obra del Siglo IV en la catacumba de Santa Tecla bajo Roma. Los arqueólogos del Vaticano consideran dicha imagen como “la más antigua de San Pablo Apóstol”, que dataría de finales del siglo IV.

De Saulo a Pablo: de perseguidor a perseguido

Italien Rom Kirche San Paolo fuori le Mura

San Paolo fuori le Mura, basílica de San Pablo, Roma, Italia.

San Pablo Apóstol, cuyo nombre hebreo era Saulo, fue el "gran promotor" de la expansión temprana del cristianismo y uno de sus principales teólogos. En sus viajes como misionero a Asia Menor, Grecia, Macedonia y Chipre colocó los cimientos del nuevo movimiento religioso.

Se cree que Pablo nació alrededor del año 10 DC y nunca conoció en persona a Jesús de Nazareth. Su adinerada familia venía de Tarso, en la actual Turquía, y recibió una estricta educación judía. Al principio se opuso al cristianismo y participó en las persecuciones de los primeros cristianos en Jerusalén.

Pero según la Biblia, durante un viaje a Damasco cuando tenía entre 20 y 30 años, Cristo se le apareció en una visión. Lucas escribe en sus "Hechos de los Apóstoles" que Pablo se vio rodeado de una luz, cayó a tierra y escuchó una voz que le decía: "Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?"

Otra atracción pos-mortem en la Ciudad Eterna

Papst Benedikt XVI. in der Sankt-Pauls-Basilika in Rom

El Papa Benedicto XVI visita la tumba de San Pablo Extramuros en Roma.

Entonces se convirtió y se hizo llamar Pablo. Más tarde, durante enfrentamientos con judíos en Jerusalén, Pablo fue detenido por los ocupantes romanos y como ciudadano romano que era por haber nacido en Tarso, insistió en su derecho a ser juzgado en Roma a donde fue llevado como prisionero. Allí Pablo murió como un mártir por decapitación en el año 67. Desde hace siglos se cree que sus restos yacen bajo la basílica de San Pablo Extramuros en Roma, algo que ahora se vería confirmado. En dicho templo su sarcófago de piedra se puede observar a través de una pequeña ventana bajo el altar mayor.

Autor: José Ospina-Valencia / dpa/afp/lor

Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda