Salvadoreños en medio de confinamiento sacan banderas para exigir alimentos | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 16.05.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Salvadoreños en medio de confinamiento sacan banderas para exigir alimentos

El Salvador suma 1.112 contagios, 23 fallecimientos y se han realizado más de 48.000 pruebas para detectar al virus.

Un grupo de personas de la capital de El Salvador colgó banderas blancas en señal de que necesitan alimentos para enfrentar la cuarentena por la pandemia del COVID-19 y de que sus recursos se han agotado, según constataron este viernes (15.05.2020) periodistas.

El Salvador se encuentra en cuarentena domiciliar desde el 18 de marzo pasado y el 7 de mayo el Gobierno impuso un confinamiento "absoluto" en la que únicamente tienen autorización para salir las personas que trabajan en áreas esenciales para enfrentar la pandemia, lo que implica un duro golpe para los trabajadores por cuenta propia.

En medio del confinamiento cientos de personas sufren de hambre, debido a que no tienen para comprar los alimentos básicos, por lo que desde hace más de una semana comenzaron a sacar banderas para exigir comida a las autoridades de gobierno. 

Sin embargo, el Gobierno del país centroamericano asegura que prepara 2,7 millones de paquetes de alimentos para repartir a los hogares y previamente dio a las alcaldías otros víveres para entregar.

Según datos de la Organización Internacional del Trabajo, más de 1,3 millones de empleos en El Salvador están en "situación de riesgo" por la pandemia y representan el 46,6 por ciento de las personas con trabajo en el país.  Cifras del Ministerio de Economía de El Salvador dan cuenta de que el 6,3 por ciento de la población en edad de trabajar se encuentra desempleada, más de 189.000 personas.

Por su parte, la pobreza alcanza al 26,3 por ciento de los hogares, porcentaje que incluye a 1,7 millones de salvadoreños. 

El Salvador registró este jueves tres muertes a causa del COVID-19, con lo que la cifra se elevó a 23 y la tasa de letalidad de la enfermedad se mantuvo en el 2 por ciento, informó el Ministerio de Salud. "Informamos sobre el fallecimiento de tres personas por #COVID19" y "expresamos nuestro sentido pésame a las familias", publicó la cartera de Salud en sus redes sociales. 

Tensión entre gobierno y empresarios

"Por favor, quédense en casa. No queremos más salvadoreños muertos", publicó en Twtter el presidente del país, Nayib Bukele. El Salvador suma 1.112 contagios y se han realizado más de 48.000 pruebas para detectar al virus, según información oficial.

El gobernante salvadoreño desde que se conoció la noticia de la pandemia impuso medidas fuertes de aislamiento en ese país, las cuales hoy elevaron la tensión entre el gobierno y los empresarios tras el cierre de una fábrica textil, que se encontraba confeccionado mascarillas y trajes de protección para médicos, según informó el principal líder del este sector, Javier Simán.

Al respecto, Simán, presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), dijo a periodistas que se trata de la fábrica Intradesa, filial de la estadounidense Intradeco Apparel.

El empresario señaló que la fábrica fue cerrada por policías y militares, quienes dijeron que obedecían órdenes "de más arriba" y sin dar otros motivos. 

Nayib Bukele, dijo el pasado 12 de mayo que no reconoce el liderazgo de Simán al frente de la ANEP, que reúne 14.000 empresas.

Esto se dio después de que un grupo de representantes de las empresas y universidades renunciaran a un comité que debía vigilar el uso de 2.000 millones de dólares para atender la pandemia del COVI-19 entre acusaciones de falta de transparencia del Gobierno.

"Ese tipo de decisiones arbitrarias no ayudan a sacar al país adelante", sostuvo Simán, quien señaló que el dueño de las empresas es su familiar y que tiene 5 años de no tener relación con la misma.

En respuesta a las declaraciones del empresario, el ministro de Trabajo, Rolando Castro, aseguró que el cierre fue legal. "Todo se ejecutó con el debido proceso legal, totalmente apegado a derecho y se actuó de forma respetuosa, solo estamos protegiendo la salud de los trabajadores y del pueblo salvadoreño", sostuvo el funcionario en un mensaje en Twitter.

mg (efe, Gatoencerrado, La Prensa Gráfica, El Diario de Hoy)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema