Salida de Reino Unido de la UE sería un “suicidio económico” | Europa | DW | 08.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Salida de Reino Unido de la UE sería un “suicidio económico”

El viceprimer ministro, Nick Clegg, lanzó la advertencia en una reunión con empresarios. David Cameron, desea someter el tema a un referéndum en 2017.

Es una promesa electoral y cuenta con el apoyo de los conservadores. David Cameron dijo en enero de 2013 que pretendía renegociar la relación de Londres con la Unión Europea y aseguró que, si es reelecto en 2015, llamará a un referéndum para que sean los ciudadanos quienes decidan cómo será la relación del Reino Unido con Bruselas, lo que podría terminar con el país fuera de la Unión.

Atento a esas jugadas políticas, el viceprimer ministro, Nicl Clegg, lanzó una dura advertencia este martes (08.10.2013) durante una reunión en la oficina central de la empresa suiza Buhler Group, al señalar que Cameron “está jugando con fuego” y que la decisión de sacar a Reino Unido de la comunidad europea podría significar un “suicidio económico”.

Clegg, líder del partido Liberal Demócrata que forma coalición de Gobierno con el Conservador de Cameron, responsabiliza al primer ministro de haber generado una reacción en cadena que podría terminar con Reino Unido aislado del resto de Europa, todo por un afán político de mantener unidos a los sectores más euroescépticos de su partido.

Actuar antes que sea tarde

“Es un cálculo político corto de miras que podría poner en peligro intereses nacionales a largo plazo. (Cameron) está jugando con fuego y, si sigue por este camino, es Reino Unido quien se quemará”, advirtió Clegg, quien ha cuestionado a quienes ven a la Unión Europea como una “siniestra superburocracia”. De paso, el viceprimer ministro criticó a los europeístas: “Están siendo demasiado lentos en despertarse ante el peligro que tienen delante”, aseguró.

Como parece evidente, el tema divide a la coalición gobernante y amenaza las opciones de Cameron de ser reelecto el 2015. El primer ministro intenta, asimismo, recuperar poderes en áreas como el mantenimiento del orden, derechos laborales y políticas sociales, que en la actualidad deben pasar por el visto bueno de Bruselas y sus organismos controladores.

Los opositores a la UE ven al bloque como una amenaza a la soberanía británica y argumentan que Londres ahorraría miles de millones de libras en contribuciones a la Unión y sería libre de formar nuevos vínculos comerciales si abandonara la comunidad. Clegg descarta esa opción y asegura que una acción en esa línea dañaría la recuperación económica del país. Por ello, ha escrito a un centenar de líderes empresariales, ONG y sindicatos para pedirles que formen parte “de una coalición por los intereses nacionales y la defensa de un Reino Unido en Europa”.

DZC (Reuters, Europa Press, dpa)

Publicidad