¿Saldrá Grecia del euro? | Economía | DW | 26.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

¿Saldrá Grecia del euro?

La situación en Grecia es crítica poco antes de las elecciones. Las encuestas otorgan buenos resultados a la izquierda. Por su parte, Christine Lagarde hizo público que compadece solo hasta cierto punto a los griegos.

Statua bronzea e Tempio della Concordia, Agrigento

Symbolbild Griechenland

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, siente compasión solo hasta cierto punto por los ahorros forzosos que sufren los griegos. "Creo que tienen que ayudarse a sí mismos pagando sus impuestos", dijo en una entrevista concedida al diario británico The Guardian.

Lagarde aseguró que el FMI no reducirá la presión sobre el país. A la cuestión de si no piensa en las mujeres en Grecia que deben dar a luz sin comadronas o en la falta de medicamentos para los enfermos, respondió: "Pienso más en los niños de una escuela en un pequeño pueblo de Níger, que van dos horas a clase, tienen que compartir una silla entre tres y, pese a todo, están ansiosos por recibir una educación. Están todo el tiempo en mi cabeza, porque pienso que necesitan aún más ayuda que la gente en Grecia".

Christine Lagarde afirmó sentir más compasión por los niños de Níger que por la austeridad que padece Grecia

Christine Lagarde afirmó sentir más compasión por los niños de Níger que por la austeridad que padece Grecia

El diario preguntó también si, al igual que otros en Europa, Lagarde piensa que Grecia vivió por encima de sus posibilidades y ahora debe pagar por ello. "Es verdad", respondió. El trabajo del FMI y el suyo propio es decir la verdad e imponer duras condiciones a los países, consideró.

Las cifras que llegan desde Atenas no son tranquilizadoras para Europa. Según algunas encuestas, la Coalición de la Izquierda Radical, Syriza, podría lograr en las próximas elecciones del 17 de junio un 30% de los votos. Eso significa, como ya ha adelantado Alexis Tsipras, líder de Syriza, el abandono de las medidas de ahorro.

Paradójicamente, más de la mitad de los griegos creen algo distinto. Así opina Janis Emmanouilidis, del Centro de Política Europea con sede en Bruselas EPC: “El escenario más probable es que se forme un Gobierno liderado por los conservadores Nea Dimokratia.”. Estos sí continuarían el programa de ahorro y reformas.

Son necesarias décadas de reformas

Una explicación posible a los resultados de las encuestas podría ser que los electores no se atreven a decir abiertamente que quizá voten por los partidos que los han conducido a la miseria actual. O que los votantes quieren presionar tanto a esos partidos como a la propia Europa.

El nuevo Gobierno deberá negociar con la Troika de la Unión Europea, con el Banco Central Europeo y con el Fondo Monetario Internacional. “Si se quiere sacar al país de la crisis, las reformas son inevitables”, dice Emmanouilidis. Durarán décadas y serán tanto de índole económica, como política y social.

Janis A. Emmanouilidis cree que las medidas de ahorro son indispensables para salir de la crisis

Janis A. Emmanouilidis cree que las medidas de ahorro son indispensables para salir de la crisis

Salir de la crisis implica poder permanecer en la Eurozona y eso es algo que desea el 80% de los griegos. Al mismo tiempo, casi dos tercios se muestra en contra de las medidas de ahorro. Una paradoja, como los propios resultados de las encuestas. Con el país en recesión, aproximadamente un cuarto de las personas en edad de trabajar está en paro. Los griegos no quieren soportar un duro paquete de medidas de ahorro sin que a la vez se ponga en marcha un plan de crecimiento.

La afirmación del líder de la izquierda, Alexis Tsipras, de que la salida de Grecia del euro es una treta de la Unión Europea para hacer creer al país que saldrá del euro si no cumple, cae, en este escenario, sobre terreno fértil.

“Argucias por ambas partes”

“Es un juego de argucias por ambas partes. Se trata de una ardua negociación”, observa Janis Emmanouilidis. La Unión Europea argumenta que puede asumir la salida de un país de la moneda única. Y, de esta manera, se prepara el posible escenario de la salida de Grecia, tanto en la esfera política como en la bancaria y empresarial. “Naturalmente, debemos pensar que cualquier situación es posible, porque si no, no haríamos bien nuestro trabajo”, dijo Jean Claude Juncker, presidente del Eurogrupo en la cumbre europea el pasado miércoles (23.05.2012).

Muchos de quienes están en contra de las medidas de ahorro en Grecia argumentan que la Troika debiera haber previsto las consecuencias de la posible salida del euro, y haber protegido el país, aunque no hubiera cumplido los acuerdos. Emmanoulidis cree que este razonamiento no es correcto: “Creer que hay que hay que apoyar al socio griego a largo plazo, aunque no se atenga a los acuerdos, sería inadecuado. Un juego peligroso para ambas partes”.

Nefastas consecuencias

Casi nadie duda de que la salida de Grecia de la moneda única tendría consecuencias nefastas para Grecia. Es más controvertido dilucidar qué ocurriría en la Eurozona y el Eurogrupo. Para algunos, como Jens Weidmann, director del Bundesbank, tendría consecuencias imprevisibles para Europa.

Se teme el posible efecto dominó, por el cual otros países en crisis irían irremediablemente a la quiebra. Emmanoulidis cree que la salida de Grecia –jurídicamente no regulada y en la práctica difícil de organizar- tendría un alto coste, pues un país solo debería abandonar libremente la zona euro tras acordar la contrapartida correspondiente.

Autora: Daphe Grathwohl/Dpa/MS
Editora: Rosa Muñoz Lima

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema