Súper tifón deja destrucción y muerte en su paso por China | El Mundo | DW | 21.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Súper tifón deja destrucción y muerte en su paso por China

Al menos 33 personas perdieron la vida en el sur del país tras el paso del fenómeno meteorológico, el más fuerte que golpea China en 40 años.

Primero Filipinas, luego China y también Vietnam, fueron las víctimas del paso del súper tifón Rammasun, que este lunes dejaba solamente en el país más poblado del mundo un total de 33 muertos, tras azotar la provincia insular de Hainan el pasado viernes y posteriormente partes del continente, en la zona sur del país, según informaciones entregadas por la agencia oficial de noticias Xinhua.

Rammasun es el tifón más fuerte que afecta al gigante asiático en los últimos 40 años, y causó daños y destrucción en las provincias de Guangxi, Guaqngdong, Yunnan y Hainan, donde derribó árboles y líneas de electricidad, afectando a más de 8 millones de personas. Las peores consecuencias las sufrió Guangdong, un centro exportador conocido por sus fábricas, donde se estima en 1.500 millones de euros las pérdidas económicas.

La agencia Xinhua también informó que un deslave mató este lunes (21.07.2014) a 10 residentes de un pueblo ubicado en la sureña provincia de Yunnan, dejando además trece casas sepultadas y obligando a evacuar a 79 personas. Otros diez estaban desaparecidos, según informaciones del Ministerio de Asuntos Civiles del país. Se espera que otra tormenta azote a la zona en el curso de esta semana.

Muerte en Filipinas y Vietnam

Las autoridades cifraron las pérdidas totales en China en más de 3.100 millones de euros. Desde la llegada del tifón, más de 600.000 personas han sido evacuadas o debieron abandonar sus hogares, de las cuales 240.000 necesitan asistencia urgente para cubrir sus necesidades básicas. China sufre frecuentemente de desastres naturales en esta época del año debido a la influencia del clima monzónico, especialmente en el sur.

Anteriormente, Rammasun había causado millonarias pérdidas también en Filipinas, donde dejó el trágico saldo de 94 personas muertas y seis desaparecidas. En Vietnam, en tanto, las consecuencias del tifón mataron a 16 personas y dejaron cuatro desaparecidas, en especial debido a las enormes riadas que provocó el fenómeno meteorológico. Rammasun se debilitó y se convirtió en una borrasca tropical.

DZC (Reuters, EFE)

Publicidad