Sándwich vegetal envuelto en tela encerada | Con sabor y saber | DW | 21.04.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Con sabor y saber

Sándwich vegetal envuelto en tela encerada

Crema para untar:

200 g de queso feta  
200 g de queso crema
200 g de tomates secos  
1 diente de ajo
Chile
Sal y pimienta  

 

Relleno vegetal:

1 zanahoria  
½ calabacín  
1 nabo
1 cebolla roja
Champiñones
Rebanadas de pan  
Brotes 
Aceite de oliva  
Sal y pimiento

 

  • Para la pasta de untar, picar finamente el ajo y los tomates secos.
  • Licuar con el queso crema y queso feta hasta alcanzar la consistencia deseada.
  • Sazonar con sal y pimienta. Conservar para varios días en un tarro de cristal con un chorrito de aceite por encima.
  • Cortar las zanahorias y los calabacines en tiras largas con un pelador.
  • Calentar en una sartén un poco de aceite de oliva y saltear las zanahorias, los calabacines y los champiñones. Salpimentar
  • Untar el pan con la pasta para untar. Rellenar con las verduras asadas, rodajas de nabo y los brotes.

 

 

Tela encerada:

Tela fina de algodón
Virutas de cera de abeja
Aceite de coco o jojoba
Papel de hornear
Plancha
Tijeras
Cartón

 

  • Cortar las telas a la medida deseada, en redondo o cuadrado. Los trozos pequeños de tela son perfectos para envolver un cuenco pequeño o una fruta sobrante. Los trozos grandes para envolver sándwiches o alimentos más voluminosos.
  • Colocar un trozo de tela -o varios encima si es muy fina- sobre un trozo de papel de horno; extender sobre la tela virutas de cera de abeja con unas gotas de aceite sin olvidar los bordes.
  • A continuación, poner otro trozo de papel de horno sobre la tela y pasar la plancha caliente (sin vapor) por toda la superficie presionando hasta que todo se haya derretido uniformemente – sobre las zonas con huecos esparcir la cera de nuevo y planchar nuevamente.
  • Finalmente se cuelgan las telas y se dejan enfriar unas horas. Luego verás que la tela está rígida. Lo mejor es calentarla un poco con las manos y moldearla a tu gusto para envolver y cubrir los alimentos.
  • No está pensado para carne, pescado o huevos crudos. Tampoco para alimentos calientes.
  • Las telas enceradas se limpian frotándolas con un trapo húmedo. También con un poco de agua fría y unas gotas de jabón suave. Secar al aire libre sin escurrir.
  • La tela tiene una vida duradera. Después de un tiempo se arruga, pero esto es normal. Si quieres, puedes poner la tela entre dos trozos de papel de horno y plancharla de nuevo, ¡estará como nueva!