Rusia y América Latina: una iniciativa más comercial que militar | El Mundo | DW | 06.08.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rusia y América Latina: una iniciativa más comercial que militar

Rusia busca intensificar sus relaciones con Cuba. ¿Qué tipo de relaciones? ¿Significan éstas un regreso a la Guerra Fría? ¿Qué representa Venezuela para Rusia? DW-WORLD analiza el tema con el politólogo Gerhard Mangott.

default

"Cuba no es para Rusia lo que era en 1962"

Muchos opinan que no cabe esperar una nueva crisis cubana. ¿Cómo ve usted la situación después de las últimas declaraciones del presidente Putin en el sentido de que quiere remozar las relaciones con Cuba?

Lo único que dijo el presidente Putin en la reunión del Consejo de Gobierno fue que empresa rusa debe remozar sus relaciones comerciales con Cuba. Durante la visita del señor Petruschev en Cuba se vendió aviones Tupolev y hay otras iniciativas. Esta iniciativa se inscribe en una ofensiva general hacia América Latina de la política exterior económica rusa. No es nada nuevo. Lo de las declaraciones de ayer que podría tomarse como una dimensión militar, son las declaraciones del señor Ivaschov, que antes dirigía la Sección Internacional de la cartera de Defensa. Desde aquel entonces, Ivaschov era ya en aquel entonces un halcón bastante radical, motivo por el cual el mismo Putin lo separó del ministerio.

Una crisis cubana que se tradujera en una confrontación entre Estados Unidos y Rusia no se avisora. Por dos motivos: porque Cuba no tiene interés en una cooperación de este tipo. Esto escuchó también Petruschev de Raúl Castro cuando estuvo en La Habana, pues Cuba tiene ahora otras prioridades en su política exterior. Entre ellas, la normalización de las relaciones con Estados Unidos y la normalización de las relaciones con la Unión Europea. Es decir, no está entre los intereses cubanos ponerle trabas a sus intereses tácticos por una relación militar más estrecha con Rusia.

¿Qué interés puede tener Rusia?

Lo único sería la reactivación de la base de Lourdes, que Putin cerró en 2001. Eso es algo que requeriría un esfuerzo técnico y económico considerable, y es poco probable que Cuba lo permita.

Militarmente, además, Cuba no tiene sentido para Rusia. Hace dos semanas se discutía el estacionamiento de aviones de combate, los Tupolev 60 y los Tupolev 95. Si se instala estos bombarderos, para su protección se requiere una considerable presencia de ejército y aviación. Una inversión económica inmensa. Además estos bombarderos tienen una fase de despegue muy larga; al dar la orden de despegue, para los estadounidenses no representa ningún problema el destruirlos en el mismo suelo.

Militarmente, no se veo venir una crisis cubana, porque Cuba militarmente no es tan interesante y porque Cuba no tiene interés en que tal cooperación dañe sus relaciones con Estados Unidos -cuya mejoría espera- y con la Unión Europea -que están en franca mejoría.

¿Cuál fue el punto de inflexión en las relaciones Cuba-Rusia que han llevado a la isla caribeña a no tener interés en una relación militar con Rusia?

El cambio de Fidel a Raúl Castro. Fidel seguía una política más pragmática. Otro factor fue cuando –por iniciativa de Putin-, Rusia cerró la base de Lourdes; el gobierno cubano no fue consultado para nada. Para Cuba esto representó una situación muy difícil, pues se trataba de 200 millones de dólares anuales, una suma enorme.

Eso creó una tensión latente entre ambas, una tensión que ahora vuelve a surgir cuando Rusia, unilateralmente, anuncia estacionamiento de bombarderos sin consultarla. Más atrás aún, hace 20 años Rusia dejó plantada a Cuba cuando Gorbaschov recortó la ayuda a Cuba drásticamente; en los años 90 Rusia no hizo nada por Cuba, que se vio obligada a arreglárselas sola. Y comenzó el alejamiento. Es decir, Cuba no es para Rusia lo que era en 1962.

Siga leyendo: La ofensiva rusa hacia América Latina

DW recomienda

Publicidad