Rusia vuelve a vetar propuesta de mantener viva investigación en Siria | El Mundo | DW | 18.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rusia vuelve a vetar propuesta de mantener viva investigación en Siria

Rusia vetó en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas un nuevo intento por extender el mandato del equipo que investiga ataques químicos en Siria.

Rusia vetó hoy (17.11.0217) un último intento de mantener vivo a última hora el mecanismo internacional que desde 2015 investiga la responsabilidad de los ataques con armas químicas en Siria.

Este es el segundo veto interpuesto por Moscú en tan sólo unos días contra las pretensiones de prolongar el mandato del llamado Mecanismo de Investigación Conjunta (MIC). Japón había presentado una propuesta para extender por 30 días este mandato, que expira en la medianoche del viernes, en un intento por generar consenso dentro del organismo. La anterior propuesta vetada por Moscú era de autoría estadounidense.

Moscú acusa de falta de parcialidad y profesionalidad a la investigación, mientras que las potencias occidentales aseguran que todo responde a un intento ruso de proteger a sus aliados de Damasco.

"Las acciones de Rusia hoy y en las últimas semanas han estado diseñadas para retrasar, distraer y para derrotar la rendición de cuentas por los ataques con armas químicas en Siria", dijo la embajadora estadounidense, Nikki Haley.

El texto japonés recibió doce votos a favor, una abstención y dos votos en contra, de Bolivia y de Rusia.

Fin del mecanismo conjunto

La falta de acuerdo en el Consejo de Seguridad supone por ahora el fin del mecanismo conjunto de la ONU y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), conocido por las siglas inglesas de JIM, y que se puso en marcha en 2015 con el apoyo de todas las potencias.

Los expertos han responsabilizado de ataques químicos tanto al régimen sirio como al Estado Islámico (EI) en varios informes, que en los últimos meses han sido muy criticados por Rusia.

El último, dado a conocer a finales de octubre, señaló a Damasco como responsable del ataque del pasado abril en la localidad de Jan Shijún, que dejó más de 80 muertos y llevó a EE. UU. a lanzar decenas de misiles contra la base del Ejército sirio desde la que, según Washington, se organizó la acción.

FEW (EFE, dpa)

 

DW recomienda

Publicidad