Rusia responde a las sanciones de EE. UU. | El Mundo | DW | 30.12.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rusia responde a las sanciones de EE. UU.

Tras advertir que tomaría “represalias adecuadas” en respuesta a las sanciones que le impuso Estados Unidos, el Gobierno ruso cerró la Escuela Angloamericana de Moscú, a la que acuden los hijos de muchos diplomáticos.

Este jueves (29.12.2016), poco después de que la Casa Blanca impusiera duras sanciones sobre Rusia, acusando al Kremlin de injerir en las elecciones presidenciales estadounidenses para perjudicar a Hillary Clinton y favorecer a Donald Trump, el Gobierno de Vladimir Putin ordenó cerrar la Escuela Angloamericana de Moscú –a la que acuden los hijos de diplomáticos de habla inglesa– y clausurar el acceso que conduce a la casa de vacaciones de la embajada de Estados Unidos, ubicada en el parque de Serebryanyy Bor, cercano a la capital.

Así lo informó la cadena televisiva estadounidense CNN. Sugiriendo que Barack Obama estaba tratando de enturbiar las relaciones binacionales antes de finalizar su mandato, Moscú ya había advertido que tomaría "represalias adecuadas” en respuesta a sus medidas punitivas. En declaraciones a la prensa, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, afirmó que el presidente Putin estaba llevando a la práctica el principio diplomático de la "reciprocidad”. El Departamento de Estado no comentó el asunto.

Peskov agregó que el presidente Putin no se daría prisa en reaccionar a la afrenta de Obama, pero adelantó que, cuando lo haga, le causará "notables molestias” a Washington. En el sitio web de la Escuela Angloamericana –en la que los hijos de los diplomáticos estadounidenses, británicos y canadienses tienen prioridad en los procesos de admisión– no se hace alusión alguna al cierre de sus puertas. La institución tiene su sede principal en el noroeste de Moscú, pero cuenta con otro campus en la ciudad de San Petersburgo.

Obama le dio 72 horas para salir de Estados Unidos a 35 diplomáticos rusos y a sus familias, y anunció el cierre de dos propiedades del Gobierno ruso en Nueva York y Maryland. Además, mencionó sanciones económicas inminentes, que pasan por congelar los bienes de dos de las principales agencias de inteligencia rusas: el Departamento Central de Inteligencia (militar, GRU por su acrónimo en ruso) y el Servicio Federal de Seguridad (seguridad nacional, FSB). Estas sanciones son las más duras adoptadas por Obama durante su gestión.

ERC ( EFE / AFP )

DW recomienda

Publicidad