Rusia registra 32.136 casos y 1.184 muertes por COVID-19 | Europa al día | DW | 06.12.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Rusia registra 32.136 casos y 1.184 muertes por COVID-19

Paciente con COVID-19 en un hospital de Moscú.

Paciente con COVID-19 en un hospital de Moscú.

Rusia notificó este lunes (06.12.2021) 32.136 contagios de coronavirus y 1.184 muertes por la enfermedad, informaron las autoridades locales en su balance diario. Se trata de la primera vez en más de dos semanas que las muertes por COVID-19 bajaron de las 1.200 en este país.

El mayor número de los contagios fue detectado en la última jornada en Moscú (3.134), el principal foco de la pandemia en Rusia, seguido de San Petersburgo (2.412) y en la región de Moscú (2.215). Desde el inicio de la pandemia el país acumula 9.833.749 casos de coronavirus, lo que le convierte en el quinto en el mundo por el número de contagios documentados.

La enfermedad ha costado además las vidas de 282.462 personas, aunque las cifras oficiales sobre exceso de muertes duplican este número.

Las autoridades rusas atribuyen las altas cifras de los contagios y muertes a la agresividad de la variante delta, la falta del cumplimiento estricto de las reglas sanitarias por parte de muchos rusos y, sobre todo, a la baja tasa de vacunación en el país.

Según los últimos datos oficiales, un total de 63.961.690 ciudadanos han recibido hasta ahora la pauta completa de vacunación, poco más del 50 por ciento de la población adulta.

En Rusia por el momento no se ha detectado ningún caso de ómicron, aunque las autoridades han advertido de que es solo cuestión de tiempo de que la nueva variante llegue al país.

En los últimos días varias personas llegadas de países africanos han dado positivo por coronavirus, pero la variante de la enfermedad que padecen aún no ha sido confirmada, según fuentes oficiales.

Rusia restringió a finales de noviembre la comunicación aérea con países del sur de África debido a la aparición de la nueva variante, calificada de "preocupante" por la Organización Mundial de la Salud. Los creadores de la vacuna rusa Sputnik V aseguraron que necesitarán unos 45 días para ofrecer al mercado un preparado adaptado para la nueva variante. (EFE)