Rusia libera a último activista de Greenpeace | El Mundo | DW | 28.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rusia libera a último activista de Greenpeace

Un tribunal de apelación de San Peterburgo liberó este jueves al activista Colin Russell, el último de los 30 activistas de Greenpeace detenidos en un acto de protesta en una plataforma petrolera rusa en alta mar.

Este jueves (28.11.2013), la justicia rusa liberó bajo fianza al último miembro de la tripulación del barco Arctic Sunrise, de la organización ecologista Greenpeace, Colin Russell, acusado de haber participado en septiembre en un acto de protesta en una plataforma petrolera rusa en alta mar.

“¡Excelente noticia! El australiano Colin Russel ha sido liberado bajo fianza”, escribió la organización medioambiental en su cuenta de Twitter. Durante más de dos meses Russel permaneció detenido, tras el asalto de las fuerzas de seguridad rusas a la embarcación en el Ártico.

El tribunal de San Petersburgo fijó una multa de 45 mil euros, la misma que fue aplicada a los demás activistas de Greenpeace que ya fueron puestos en libertad. El detenido podrá salir de la cárcel cuando se haya hecho efectiva la fianza, reportó el canal de noticias Russia Today (RT).

Previamente, un tribunal ruso había prolongado la estancia de Russell en prisión preventiva por tres meses, hasta finales de febrero de 2014. La semana pasada, habían sido liberados bajo fianza 29 de los 30 miembros de la tripulación del Arctic Sunrise.

Las autoridades rusas acusaron a los activistas de haber perpetrado actos de piratería, crimen que puede ser castigado con 15 años de prisión. Más tarde fueron acusados formalmente de vandalismo que se castiga con una pena máxima de siete años de cárcel.

Aún no está claro si los 26 activistas extranjeros podrán abandonar Rusia y regresar a sus países de origen mientras avanza la investigación. El Tribunal Internacional del Mar, con sede en Hamburgo, había exigido a Rusia la liberación del "Arctic Sunrise" y la puesta en libertad de los activistas, fallo que Moscú se negó a reconocer.

VC (Lusa, dpa, Reuters)

Publicidad