Rusia e Ucrania alcanzan acuerdo en disputa sobre suministro de gas | Europa | DW | 13.03.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Rusia e Ucrania alcanzan acuerdo en disputa sobre suministro de gas

Las compañías gasísticas Gazprom, de Rusia, y Naftogaz, de Ucrania, firmaron un acuerdo en Moscú por el que este último país comprará en adelante el gas natural ruso directamente, sin intermediarios.

Ucrania se comprometió a pagar las deudas acumuladas desde principios de año por la adquisición de gas ruso a un precio de 315 dólares por cada 1.000 metros cúbicos, tal como había exigido Gazprom. En febrero, la primera ministra ucraniana, Julia Timoshenko había calificado esta exigencia reiteradas veces de "extorsión".

A principios de marzo, Rusia había reducido de forma escalonada a la mitad el suministro de gas a Ucrania debido a las cuentas no pagadas por Kiev.

El acuerdo alcanzado en Moscú prevé que entre abril y diciembre Gazprom o una de las filiales del gigante ruso suministrará directamente a la industria ucraniana 7.500 millones de metros cúbicos de gas, volumen que representa alrededor del diez por ciento del mercado nacional de gas de Ucrania.

Kiev adquiere de Asia central unos 50.000 millones de metros cúbicos de gas a un precio de 179,5 dólares por 1.000 metros cúbicos. Sin embargo, Kazajstán, Turkmenistán y Uzbekistán han anunciado para el año 2009 un aumento del precio hasta niveles europeos.

A principios de 2006, Gazprom había cerrado durante algunos días el grifo del gas destinado a Ucrania, medida que también trajo consigo una disminución temporal del suministro a los países de la Unión Europea, debido a que Ucrania desvió parte del gas transportado a través de los ductos de tránsito.

El presidente ucraniano, Viktor Yushchenko, se mostró en general de acuerdo con el pacto, pero cuestionó el aumento previsto hasta 2009.

Desde Bruselas, donde se encuentra en visita oficial, el mandatario manifestó su temor a que la subida -hasta los 321 dólares- podría hacer perder competitividad a sectores exportadores clave en Ucrania.

Pocas horas después del anuncio, Naftogaz solicitó formalmente al gobierno de Timoshenko un aumento del casi un 100 por ciento de sus precios para los consumidores ucranianos.

El acuerdo también representa un dramático revés para años de política energética ucraniana destinada a mantener a Gazprom fuera del mercado doméstico en el país a toda costa para garantizar la seguridad energética.

En una comparencia en televisión el miércoles por la noche, Timoshenko calificó la noticia de "una victoria para el pueblo ucraniano".

Publicidad