Rusia amplía ataque contra Ucrania pese a nuevas sanciones | El Mundo | DW | 27.02.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Rusia amplía ataque contra Ucrania pese a nuevas sanciones

Volodimir Zelenski juró que Ucrania no se rendiría ante el Kremlin. "Solo decimos y hacemos una cosa: lucharemos hasta liberar nuestro país", dijo.

Rusia ordenó ampliar su ofensiva contra Ucrania tras la enconada resistencia encontrada en Kiev, que se mantenía en pie este domingo (27.02.2022), y se enfrenta a un nuevo arsenal de sanciones que pretenden cortarla del resto del mundo, diplomática y financieramente.

Como en la jornada anterior, la noche del 26 de febrero al domingo en la capital ucraniana pasó al ritmo de las sirenas de alerta de bombardeo, con sus habitantes buscando refugio en sótanos y estaciones de metro para ponerse al abrigo de los combates.

En el tercer día de la invasión lanzada por el presidente ruso Vladimir Putin, el Ejército ucraniano reivindicó haber rechazado el asalto contra Kiev y seguir luchando contra "grupos de saboteadores" rusos infiltrados. Según su último informe, los rusos "terminaron su agrupamiento" en el frente norte y "siguen su ofensiva para encerrar Kiev". En el frente sur había "combates encarnizados para impedir la consolidación del enemigo en la orilla izquierda del Dnipro".

Autoridades ucranianas indicaron que seguía la batalla por el control de la base aérea de Vasilkov, a 30 km al suroeste de Kiev, donde un depósito de petróleo prendió en llamas tras el impacto de un misil ruso. En Kiev, los proyectiles invasores habrían golpeado un centro de almacenamiento de residuos radioactivos, según la agencia Interfax. Y en Járkov (este), los combates impactaron un gasoducto y un inmueble residencial donde, según los servicios de rescate ucranianos, falleció una mujer.

El 26 de febrero, el ministro de Salud, Viktor Liashko, indicó que un total de 198 personas ucranianas civiles murieron y 1.115 resultaron heridas desde el inicio de la ofensiva. El Alto Comisionado de los Derechos Humanos de Naciones Unidas informó de 219 víctimas civiles, al menos 64 muertas, además de cientos de miles de personas sin agua o electricidad, cientos de casas dañadas o destruidas y poblaciones aisladas por la destrucción de puentes y carreteras.

El Ministerio de Defensa ruso informó que Rusia disparó misiles de crucero contra objetivos militares y ordenó "ampliar la ofensiva en todas las direcciones", alegando que Ucrania "rechazó" entablar negociaciones. El Ejército ruso tomó además "el control total de la ciudad de Melitópol" (sur) y las fuerzas separatistas de los territorios de Donetsk y Lugansk (este), apoyadas por Rusia, ganaron terreno, agregó.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, juró que su país no se rendiría ante el Kremlin. "Solo decimos y hacemos una cosa: lucharemos hasta liberar nuestro país", dijo el mandatario de 44 años en un video.

ama (afp, efe, reuters)

Estonia: entrenamiento para civiles.

DW recomienda