Rubalcaba deja el Gobierno español para concentrarse en las elecciones | Europa | DW | 08.07.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Rubalcaba deja el Gobierno español para concentrarse en las elecciones

Un día antes de ser nominado oficialmente candidato del Partido Socialista (PSOE) a las próximas elecciones generales, el vicepresidente y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, renunció a sus cargos.

default

Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció su dimisión a todos sus cargos.

“A partir de ahora, mi compromiso como candidato dificultaría mi tarea en el gobierno” reconoció el político español de 59 años que será proclamado el sábado (09.07.11) candidato oficial a la jefatura de gobierno por parte de su partido.

Ante el congreso del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) Rubalcaba presentará las líneas maestras del proyecto político con el que pretende dar la vuelta a unas encuestas que desde hace tiempo dar una holgada victoria al partido del líder del Partido Popular, Mariano Rajoy.

Después de 37 años de carrera en las filas socialistas y haber ocupado varios cargos en los gobiernos de Rodríguez Zapatero y Felipe González, Rubalcaba se ha convertido en la única esperanza de su formación para evitar un descalabro electoral.

Proteste in Madrid did

Protestas en Madrid por la crisis económica.

Descalabro de mayo

Después de las elecciones municipales y autonómicas de mayo en las que los socialistas perdieron casi todo su poder territorial, castigados por los ciudadanos por la gestión de la crisis económcia de la que España no logra salir y ha dejado un saldo de cinco millones de desempleados en el país ibérico, la tasa más alta de la Unión Europea. Sus correligionarios aguardan con expectación su discurso en el que ya anuncian que marcará un antes y un después.

Pese a la pérdida de ayuntamientos y gobiernos autonómicos en mayo, los socialistas habían conservado algo de dignidad en su tradicional bastión en la región de Extremadura, pero la acabaron perdiendo cuando el partido Izquierda Unida (IU) se negó a formar una alianza con los socialsitas, lo que permitió al conservador Partido Popular gobernar en Extremadura por primera vez en tres décadas.

El malestar entre las filas del PSOE agudizó en medio de reclamos de convocar a elecciones anticipadas. Los socialistas gobiernan en sólo dos de las 17 Comunidades Autónomas de España, Andalucía y País Vasco.

Según una encuesta reciente los españoles confían en que el líder del PP, Mariano Rajoy, está mejor capacitado para enfrentar la crisis, aunque Rubalcaba les inspira más confianza.

El sondeo de Metroscopia, publicado por el diario El País, mostró que un 44.7 por ciento de las más de mil personas encuestadas votaría por el PP, mientras que un 30.4 por ciento lo haría por el PSOE.

Spanien Barcelona Studenten demonstrieren gegen Sparpolitik der Regierung

La población pasó la factura de la crisis al PSOE.

Estalló la burbuja inmobiliaria

Los socialistas vencieron al PP por 3,6 puntos en las elecciones parlamentarias de marzo de 2008. Entonces la economía española registraba el crecimiento más dinámico de la eurozona. Pero después sobrevino la burbuja inmobiliaria que, junto con la crisis financiera internacional, dejó a miles de personas endeudadas y sin empleo.

Apenas hace unos días el gobierno de Rodríguez Zapatero aprobó medidas para proteger frente a los bancos a los ciudadanos endeudados que no pueden hacer frente al pago de las hipotecas sobre sus viviendas. El Ejecutivo elevó a 961 euros la cantidad mínima del sueldo que no podrá ser embargada por los bancos en el caso de personas o parejas sin cargas familiares. En el caso de que haya familiares sin ingresos, el monto aumenta. La medida hace que la deuda final que tienen que saldar quienes pierden su vivienda sea más baja que hasta ahora.

Después de que Zapatero revelara en abril que renunciaba a aspirar a un tercer mandato en La Moncloa, Rubalcaba se ha convertido en la esperanza del PSOE. Quien se convirtiera en el hombre fuerte del gobierno en  octubre de 2010, cuando además de ministro del Interior Zapatero le asignó los cargos de vicepresidente primero y portavoz, insiste en que le llamen simplemente “Alfredo”. “Espero verles en mi otra vida política”, se despidió Rubalcaba de los periodistas que han cubierto sus ruedas de prensa como portavoz de gobierno. Todavía estará por verse si Zapatero adelantará los comicios generales.

Eva Usi/ dpa
Edición: Pablo Kummetz

DW recomienda