Rohani: conversaciones nucleares van “extremadamente lentas” | El Mundo | DW | 26.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rohani: conversaciones nucleares van “extremadamente lentas”

El presidente de Irán, país que negocia con seis potencias mundiales un pacto nuclear, dijo que no firmaría un documento que no cumpla sus condiciones.

La ronda de conversaciones entre Irán y el llamado Grupo 5+1 ha mostrado menos progresos de los esperados en Nueva York, donde se ha aprovechado la Asamblea General de la ONU para seguir adelante con las negociaciones que buscan poner un marco al desarrollo atómico del país asiático y aminorar o suspender las medidas económicas que pesan sobre Teherán. En la última ronda, que terminó la madrugada del viernes, no hubo avances.

Así lo manifestó el ministro de Exteriores de Francia, Laurent Fabius, quien señaló que “teníamos previsto mantener una reunión este viernes del G5+1 por un lado y los iraníes por otro, pero debido a la falta de progresos esta reunión tuvo que ser suspendida”. En horas de la tarde de este viernes (26.09.2014), el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y la jefa de negociaciones de la UE, Catherine Ashton, se reunieron con el ministro de Exteriores iraní Mohammad Javad Zarif, buscando destrabar la situación.

Diplomáticos que conocen de las conversaciones sostenidas hasta ahora señalan que las distancias son significativas entre ambos bandos, especialmente en temas como el enriquecimiento de uranio, que es intransable para los iraníes. “Sobre enriquecimiento no hemos llegado a conversar. Sobre las sanciones tampoco”, dijo una fuente occidental. “A pesar de horas de conversaciones, no ha habido avances, ni siquiera una pulgada”, complementó un funcionario iraní.

Queda "muy poco tiempo"

Por su parte, el presidente de Irán, Hasan Rohani, criticó la lentitud con que avanzan los diálogos, que tienen como plazo fatal el 24 de noviembre para alcanzar un acuerdo, según los términos alcanzados por las partes. Rohani criticó que las negociaciones avanzan a un ritmo “extremadamente lento” y recordó que queda “muy poco tiempo”. El G5+1, formado por Estados Unidos, China, Reino Unido, Francia, Alemania y Rusia, busca imponer ciertas normas que aparentemente Irán no transará.

El mandatario iraní dijo que su gobierno no aceptará ningún documento que no garantice explícitamente su derecho a seguir con el enriquecimiento de uranio. “La pelota está en la parte de la cancha de nuestros interlocutores. Debemos dar pasos más significativos”, añadió Rohani, quien aseguró que su país se ha mostrado flexible al ceder en determinados puntos a lo largo de las reuniones, que se extienden ya por varios meses.

DZC (Reuters, AFP, EFE)