Rige en Alemania una estricta ley de posesión de armas | Alemania | DW | 23.05.2002
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Rige en Alemania una estricta ley de posesión de armas

En Alemania se ha desatado una fuerte polémica sobre la ley de posesión de armas, después del asesinato de 16 personas en una escuela en Erfurt.

Circulan en Alemania cerca de 7,2 millones de armas de forma legal.

Circulan en Alemania cerca de 7,2 millones de armas de forma legal.

En la República Federal de Alemania circulan legalmente alrededor de 7,2 millones de armas. Todas ellas, desde ametralladoras y escopetas, hasta carabinas, cuentan con un número de serie y están registradas en tarjetas de posesión de armas.

Estas tarjetas son expedidas usualmente por las comisarias locales. Sólo en los estados federados de Baviera y Baden Wurtemberg, son expedidas por la administración de distrito. Las tarjetas varían según el tipo de armamento. Una tarjeta amarilla posibilita la compra de fusiles que tengan que ser cargados manualmente después de cada disparo. El resto de armas de fuego están registradas en tarjetas verdes. Las tarjetas rojas están destinadas a coleccionistas de armas históricas con las que ya no se puede disparar.

Posesión y porte, dos cosas distintas

Según la ley de posesión de armas vigente en Alemania, se distingue entre la posesión de armas de fuego y el porte de armas. Los miembros de clubes de caza, cazadores con licencia de caza o los coleccionistas de armas, pueden comprar armas y tenerlas en casa. Pero estas armas sólo pueden ser utilizadas en el campo de tiro o durante una cacería en el bosque o el campo, respectivamente, es decir en algún distrito de caza registrado como tal. El porte de un arma en la vía pública está permitido solamente si se cuenta con una licencia para portar armas. Este permiso se expide sólo a personas que estén expuestas a peligros extremos, como por ejemplo, los conductores de transportes blindados o miembros de servicios de seguridad.

Solamente los miembros de la policía, de las patrullas fronterizas y en casos particulares del ejército tienen, debido a la función que desempeñan, permiso oficial para portar armas y no requieren de una licencia.

Primera regla: municiones y armas se guardan por separado

Las personas privadas tienen que jusitifcar el motivo por el que desean adquirir un arma antes de poder comprarla. En el caso del tiro deportivo, la ley permite la posesión de armas si el club correspondiente avala, mediante confirmación escrita, que el miembro en cuestión requiere el arma. El club debe confirmar, entre otras cosas, que el peticionario pertenece desde por lo menos medio año al club y que ha entrenado 2 veces por mes en los campos de tiro. También tiene que confirmar que su miembro cuenta con los conocimientos necesarios sobre armas y municiones y que conoce la ley de armas. Así por ejemplo, debe saber que las armas y la munición siempre tienen que ser guardadas de forma separada y segura.

La policía o en el caso de Baviera y Baden Wurtemberg, la delegación correspondiente, comprueban entonces en el registro central si existe alguna condena en contra del solicitante, que imposibilite la expedición de la licencia. Dentro de la categoría de no aptos para portar armas se cuenta a aquellos individuos que hayan sido condenados a prisión por algún crimen o un delito premeditado, los miembros de asociaciones o clubes prohibidos, o los miembros de partidos anticonstitucionales.

Publicidad