Revés electoral para el kirchnerismo | América Latina | DW | 28.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Revés electoral para el kirchnerismo

El partido de la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, sufrió una seria derrota en las legislativas. El país está ante un cambio político de fondo: no habrá un tercer mandato para la mandataria.

default

Sergio Massa celebra su victoria en la provincia de Buenos Aires.

Pasadas las elecciones, la mirada se enfoca ya en los próximos comicios. Eso vale por lo menos para los dos grandes triunfadores de las elecciones legislativas. El principal candidato opositor, Sergio Massa, del Frente Renovador (peronista-conservador) ganó holgadamente en la provincia de Buenos Aires, la más poblada del país. Y el PRO (Propuesta Republicana), del jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, logró la mayoría en la capital y por primera vez contará con representantes en el Senado. Consecuentemente, Macri manifestó ya en la noche de la jornada electoral su disposición a presentarse como candidato para los comicios presidenciales de 2015. Massa no quiso ir tan lejos, pero su discurso tras el convincente triunfo estuvo salpicado de indicios de que también él entrará al ruedo electoral dentro de dos años.

Wahl Argentinien Mauricio Macri

Mauricio Macri, del PRO, el otro gran triunfador de la jornada electoral.

Disfrazando la derrota

Las primarias de agosto ya habían deparado una dura derrota a las fuerzas de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Esa tendencia se mantuvo. Su Frente para la Victoria (FpV) sufrió enormes pérdidas, pero mantiene una estrecha mayoría en ambas cámaras del Parlamento. Ese hecho bastó para que el gobierno reinterpretara los resultados como un triunfo. Con manifiesta euforia, el vicepresidente Amado Boudou declaró que “el Frente para la Victoria se ha consolidado como primera fuerza nacional después de todos estos años, lo cual implica una certeza para los 40 millones de argentinos”. Reconoció que a nivel local hubo algunos resultados adversos, afirmando que también allí el FpV se recuperará. Pero eso es una minimización de lo ocurrido, por decir lo menos, en vista de que el partido perdió los cinco principales distritos del país: la capital, la provincia de Buenos Aires y las provincias de Córdoba, Mendoza y Santa Fe, quedarán en manos de la oposición.

Se perfila el fin del modelo

De esta forma, un tema de política interna ha quedado definitivamente eliminado de la discusión: no habrá un tercer mandato presidencial para Cristina Fernández de Kirchner. El FpV no dispone ya de la mayoría necesaria para lograr la reforma constitucional que ello requeriría. El candidato oficialista, Martín Isaurralde, no logró la meta que se había trazado.

Y la propia presidenta se ve condenada a mantenerse de brazos cruzados ya que debe mantener reposo absoluto tras la operación a la que fue sometida. Ni siquiera pudo volar a Río Gallegos, la localidad de la Patagonia donde está inscrita, para votar. Dado que en Argentina el voto es obligatorio, se le extendió un certificado médico para eximirla.

Ver el video 01:31
Now live
01:31 minutos

Revés electoral para Cristina Fernández

En vista de los problemas de salud de la mandataria, algunos observadores comienzan a hablar del fin de la era Kirchner. El “modelo” con que la presidenta y su fallecido marido gobernaron durante 10 años –mezcla de dirigismo estatal y proteccionismo- ha perdido atractivo. Una nueva clase media no-peronista busca alternativas.

Comienza la nueva campaña electoral

Eso es lo que intentan ofrecer los actuales ganadores electorales. Massa, de 41 años, atrajo al dividido país con un discurso con marcado tinte de estadista: “El futuro es más importante que el pasado”, dijo, llamando a todas las fuerzas políticas a pensar en el bien del país, a dejar atrás las pugnas y abordar proyectos que están por sobre los intereses partidistas.

Está por verse en qué medida los dos triunfadores estarían dispuestos a cooperar. Mauricio Macri, en todo caso, no dejó pasar la oportunidad de lanzar un pequeño dardo a su potencial competidor: “Quiero anunciar que en 2015 no se presentará nadie de PRO que haya formado parte alguna vez del gobierno nacional”, dijo, asegurando que lo que se busca es “un verdadero cambio”. Con ello aludía al hecho de que, antes de cambiar de bando, Sergio Massa fue jefe de gabinete de los Kirchner.

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema