Reportan 108 desaparecidos tras alud en Estados Unidos | El Mundo | DW | 24.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Reportan 108 desaparecidos tras alud en Estados Unidos

Autoridades del Estado de Washington confirmaron que el deslizamiento de tierra ocurrido el fin de semana también ha dejado ocho muertos.

Las fuertes lluvias que han afectado al Estado de Washington, en Estados Unidos, provocaron un alud luego de que varios diques a lo largo de la autopista estatal 530 se derrumbaran la mañana del sábado 22 de marzo, provocando la muerte de ocho personas y dejando 108 desaparecidos, informaron este lunes (24.03.2014) las autoridades de la zona. La tragedia arrasó con al menos seis viviendas y causó daños a otras cincuenta.

El deslizamiento de tierra afectó a un sector cerca de la localidad de Oso, a unos 90 kilómetros de Seattle. Hasta la tarde del domingo se habían encontrado ocho cuerpos en un área de 2,6 kilómetros cuadrados, que quedaron arrasados y llenos de escombros, rocas y árboles, lo que ha dificultado la búsqueda de sobrevivientes. Este lunes no han sido encontrados nuevos cadáveres.

La búsqueda se reanudó temprano, luego de que unas condiciones peligrosas sobre el terreno obligaran a los equipos de rescate a suspender sus labores en la tarde del domingo. Algunos de los rescatistas quedaron con barro hasta las axilas, lo que grafica de alguna manera las dificultades que debieron enfrentar durante su trabajo. John Pennington, de los servicios de emergencias, dijo que era poco probable encontrar sobrevivientes allí.

La zona es difícil de acceder incluso para los expertos.

La zona es difícil de acceder incluso para los expertos.

Situación desalentadora

“La situación es muy desalentadora”, dijo Travis Hots, jefe de bomberos del distrito 21 del condado de Snohomish. Apelando más bien a un milagro, señaló que “todavía tenemos esperanzas de encontrar a gente que podría estar viva. Pero hay que tener en cuenta que no hemos encontrado a nadie vivo en esa montonera desde el sábado (22 de marzo) en las primeras fases de nuestra operación”.

Si bien el número de desaparecidos es muy alto, las autoridades confían en que todos ellos serán encontrados con vida. Las denuncias de personas que no han sido halladas son variables: algunas bastante específicas y otras más vagas de personas cuyo paradero se desconocía tras el desastre pero que podrían estar en otros lugares, casas de familiares, de viaje, etcétera.

Pennington dijo que era probable que esta cifra descendiera a medida que los sobrevivientes inicialmente señalados como desaparecidos fuesen contactando a sus seres queridos y las autoridades locales, o por denuncias que se solapan con otras. Por lo mismo, se ha solicitado cautela, pues es poco probable que el número final de víctimas fatales sea tan alto.

DZC (dpa, Reuters, Europa Press)

DW recomienda

Publicidad