Reino Unido: referéndum sobre membresía en la UE da un paso | Europa | DW | 05.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Reino Unido: referéndum sobre membresía en la UE da un paso

Los parlamentarios aprobaron una ley que asegura que se votará, aunque su futuro éxito es incierto en la Cámara de los Comunes.

Un triunfo, interesante pero simbólico, anotó en su agenda este viernes (05.07.2013) el primer ministro del Reino Unido, David Cameron, luego de que los parlamentarios británicos aprobaran de forma unánime (304 votos a favor, cero en contra) una ley que asegura que habrá un referéndum para decidir su permanencia en la Unión Europea.

El Partido Conservador de Cameron apoyó la iniciativa, mientras que los socios preeuropeos de su coalición, los Liberales Demócratas, se abstuvieron. Otros derechamente se ausentaron de la votación de una ley que ahora será revisada por los comités, aunque su aprobación en la Cámara de los Comunes será difícil.

Esto, pues los laboristas y los liberales se oponen férreamente al referendo. La membresía en la UE ha generado controversia entre los conservadores, que han perdido votos en manos del Partido de la Independencia, que es antiUE. Por ello, no extrañó la presencia del mismo Cmaeron y miembros de su gabinete en el debate de este viernes.

Una Unión Europea reformada

La decisión de someter la permanencia del Reino Unido en el bloque europeo a un referéndum fue anunciada en enero por Cameron, fuertemente presionado por su partido. La noticia causó malestar entre otros gobernantes de la Unión, e incluso grupos empresariales británicos han remarcado lo inconveniente que sería para la economía salir de la UE.

La ley, que convierte en vinculante el referéndum, busca que éste se realice a más tarde a fines de 2017. Con ese impulso, Cameron espera mejorar en las encuestas, que lo muestran como perdedor de cara a las elecciones de 2015. Pese a su apoyo a la ley, él mismo ha dicho que quiere que su país siga dentro de la UE, aunque exige reformarla.

En cualquier caso, el triunfo de Cameron es simbólico, pues en los próximos pasos seguramente la ley será descartada. Y si llega a ser aprobada en el Parlamento, un futuro gobierno podría vetarla. Ya que Cameron no pudo ponerla en su plan de Gobierno por el rechazo de los liberales, el diputado más joven de los conservadores presentó el proyecto.

DZC (dpa, Europa Press, Reuters)

Publicidad