Reforma constitucional contra reubicación de extranjeros en Hungría | Europa | DW | 10.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Reforma constitucional contra reubicación de extranjeros en Hungría

La gran mayoría que tiene el partido gobernante Fidesz en el parlamento húngaro facilitará que la enmienda entre en vigor en noviembre.

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, presentó el lunes (10.10.2016) ante el Parlamento de su país una enmienda constitucional que prohíbe el asentamiento de población extranjera en el país sin decisión anterior de las autoridades locales.

"No se podrá instalar en Hungría población extranjera", afirma el proyecto firmado por el presidente conservador, en el que se precisa además que los extranjeros -fuera de los ciudadanos del Espacio Económico Europeo- sólo podrán vivir en Hungría mediante trámites personalizados, conforme a las leyes.

En lo que al ejercicio de facultades de la Unión Europea (UE) se refiere, la propuesta declara que "debe armonizar con los derechos básicos expresados en la Constitución y no podrá limitar el derecho inalienable de disposición sobre la unidad territorial, población y de estructuras estatales de Hungría". Aun así, el proyecto asegura que extranjeros no pueden ser expulsados del país sin decisiones legales y añade que "se prohíbe la expulsión en grupo".

Ungarn Orban gibt Statement zum Referendum ab (Reuters/L. Balogh)

El presidente de Hungría y líder del Fidesz, Viktor Orban.

Por último, agrega que Hungría ofrece asilo a los ciudadanos "no húngaros" que en sus respectivos países de origen son perseguidos o "es plausible el miedo de ser perseguidos", por su origen étnico o nacional, por pertenecer a determinados grupos sociales o por sus ideas políticas.

El pasado 2 de octubre cerca de 3,3 millones de húngaros votaron en referéndum en contra de la resolución de la UE que asignaba cuotas de refugiados a los 28 integrantes de la Unión. A pesar de que la consulta no alcanzó el quórum necesario del 50 por ciento para ser válida, Orban anunció que presentaría una enmienda constitucional que reflejase "la voluntad de la gente".

Se espera que, una vez debatida en el Parlamento, la enmienda entre en vigor a mediados de noviembre gracias a la gran mayoría que tiene el gobernante partido Fidesz.

JC (EFE, Lusa, AFP)


 

DW recomienda

Publicidad