Referendo en Italia: ¿La próxima victoria del populismo? | Europa | DW | 02.12.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Referendo en Italia: ¿La próxima victoria del populismo?

En referendo convocado por el primer ministro Matteo Renzi no solo se vota una reforma constitucional. Este domingo se decide también sobre Europa. Líderes del "no" invitan a votar "desde la emoción y no desde la razón".

El jefe de Gobierno italiano, Matteo Renzi, señaló en Palermo que el resultado marcará el futuro del país en los próximos 20 años, pidiendo el voto por el "sí" a la reforma. "Si gana el 'sí', Italia será un país más sencillo de gobernar. Si gana el 'no', no vendrá la plaga de langostas, pero no cambiará absolutamente nada".

Renzi ha vinculado su futuro político al referéndum sobre una reforma que asegura pretende mejorar la gobernabilidad del país. Por su parte, el líder del opositor Movimiento Cinco Estrellas, de corte populista, acusó a la campaña del "sí" de jugar con el miedo. No pasará nada si gana el "no", asegura Beppe Grillo, que pidió a la gente que vote desde la emoción y no desde la razón.

Menos senadores, más gobernabilidad

En concreto, Renzi quiere cambiar 46 de 139 artículos de la Constitución. El primer ministro asegura que esta reforma haría más gobernable a Italia. Si los italianos están de acuerdo, el número de senadores será reducido de 315 a 100.Es más, los senadores ya no serían elegidos sino designados por las regiones. Además, el partido más fuerte obtendría más escaños en el Parlamento y por lo tanto más poder. 

La preocupación de algunos opositores a la reforma constitucional propuesta por Renzi es perder el derecho a elegir a los senadores directamente. "Esto supone fuertes limitaciones a la participación democrática en este país", dice a DW Massimo Velloni, profesor de derecho constitucional en la Universidad de Nápoles Federico II.

Según Velloni, "la idea de Renzi es que la gente elija a un gobierno por cinco años, y después de este tiempo, vuelva de nuevo a decir si le gusta o no”. Alberto Lupo Janelli, excantante de ópera, dice por su parte: “Aunque Renzi representa valores de izquierda es una especie de Berlusconi dos”. Aún así, Janelli votará por el “si”, lo que considera una “ironía”. El motivo se lo revela a DW: evitar que el movimiento populista Cinco Estrellas suba al poder.

La esperanza está puesta en el exterior

Las encuestas pronostican la victoria de los opositores a la reforma, que alegan que el recorte del Senado y sus competencias aumentará el poder del Gobierno y reducirá el control parlamentario. Si finalmente gana el "no" y Renzi dimite, se teme una situación de caos e incertidumbre en Italia, que podría también arrastrar a la ya de por sí golpeada economía.

La esperanza de Renzi está en los cuatro millones de italianos habilitados para votar en el exterior, que votaron por correo hasta el jueves. Según "La Repubblica", la participación fue desacostumbradamente alta con el 40%. El resto de los 46 millones de italianos llamados a las urnas votarán entre las 7 y las 23 horas del domingo.

Alemania a la espera

Por su parte, el Ministerio alemán de Finanzas evitó expresarse sobre el referendo y aseguró que Berlín "siempre está preparado”. Friederike von Tiesenhausen, vocera de Finanzas, señaló que el Ejecutivo italiano aclarará todo con Bruselas y que Berlín parte de que Roma respetará las reglas europeas.

A propósito, Italia discute con la Comisión Europea los términos de un rescate estatal del atribulado banco Monte dei Paschi que ya ha sido solicitado y podría lanzarse la semana próxima si es necesario, según el diario Corriere della Sera.

El tercer banco más grande de Italia necesita recaudar 5.000 millones de euros (5.300 millones de dólares) antes de que termine 2016 para compensar un déficit de capital identificado por el Banco Central Europeo (BCE) o se enfrentará a su desmantelamiento. Las nuevas reglas comunitarias de ayuda estatal requieren que los inversionistas compartan pérdidas antes de que los bancos puedan recibir dinero público.

Megan Williams

DW recomienda

Publicidad