Redes “asociales”: el ciberacoso es realidad | Así es Alemania | DW | 01.12.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Así es Alemania

Redes “asociales”: el ciberacoso es realidad

Según un estudio, una cuarta parte de los jóvenes piensa que el cibermobbing es un grave problema en Internet. La cifra muestra que el fenómeno es una realidad, que ya fue reconocido por políticos europeos.

Redes sociales generan nuevos problemas sociales.

Redes sociales generan nuevos problemas sociales.

“Odio a Alina”. Este era el nombre de un grupo en una red “social” alemana, que tenía miembros anónimos que cada día insultaban a Alina, una chica con perfil en SchülerVZ, una red social para alumnos alemanes. Los acosadores subieron incluso fotos falsas – fotos de chicas borrachas y desnudas en poses obscenas. El perfil de Alina fue bautizado Alina. Pero esa no era ella. ¿Quién estaba tan interesado en ella?
Deutschland Telekommunikation Überwachung Symbolbild

El cibermobbing es un fenómeno del mundo virtual.

El grupo “Odio a Alina” no era una excepción, sino un triste hecho de la época virtual. El fenómeno se llama ciberacoso, cibermobbing o ciberbullying. Y en realidad, no es nada más que insultar, injuriar, molestar y cotillear a través de redes sociales o con email. Es descrédito y a veces incluso difamación que, a veces termina en un asesinato.

El estudio “JIM” de la Asociación de Investigaciones de Pedagogía Mediática del Sudoeste mostró que un 25 por ciento de los jóvenes alemanes conocen casos similares al de Alina entre sus amigos. En Alemania se ha estado tomando conciencia del hecho a partir de 2007 cuando unos profesores, víctimas de cibermobbing por sus alumnos, acudieron ante del juez y perdieron.

Infierno virtual

El mobbing en redes sociales es diferente al mobbing tradicional: “El mobbing escolar, por ejemplo, necesita un autor con alguna superioridad sobre su víctima”, dice Naya Fawzi, experta en comunicaciones que investiga el fenómeno. “En Internet el poder viene de la técnica. Desde cualquier lugar, a cualquier hora, puede cualquier persona publicar cualquier cosa sobre cualquier otra. No hay control social, ni por padres ni por profesores.”

La carencia de una instancia de control y el anonimato en Internet baja la dificultad de dedicarse al mobbing.

Emotionen Wut Einsamkeit Verzweiflung Trauer Alleine Junge Rucksack

El cibermobbing es un infierno virtual para las víctimas.

Pero hay otro problema evidente: Internet tiene buena memoria; no olvida nada. Todo lo que se publica en la red, se queda allí. Una foto desventajosa, un chisme es suficiente para destruir la tranquilidad de alguien. Para las víctimas Internet se convierte en un infierno real.

La UE ya ha tomado medidas

Pero el enemigo no sólo está en el ciberespacio. “Existe la interdependencia entre Internet y el mundo real. Una vez se empieza a ser víctima de cibermobbing, puede ser que sea sólo cuestión de tiempo cuando el mobbing empiece en la escuela, basado en lo que está escrito en Internet”, dice Fawzi. Así refleja la realidad lo que pasa en la red.

El problema ya fue reconocido por los políticos europeos. Hace años existe una programa de la UE que apoya con 55 millones Euros hasta 2.013 proyectos en 30 Estados, entre ellos Alemania.

EU Kommission in Brüssel

La UE financia proyectos contra el cibermobbing.

El programa www.klicksafe.de, está habilitado por la Comisión Europea y ofrece informaciones sobre el fenómeno a niños, padres y profesores. Allí explican cuáles son los peligros virtuales y reales y cómo protegerse en redes sociales. Ún teléfono de asistencia y un servicio de correo electrónico hacen parte del apoyo.

Rayos de esperanza

El estudio JIM que ha demostrado que el cibermobbing es una realidad, también contiene cifras que hasta ahora no son mucho más que rayos de esperanza: los jóvenes protegen sus datos personales en redes sociales cada vez mejor. Además una cuarta parte cree que el cibermobbing es un problema muy grave. Parece que los jóvenes – gracias a las iniciativas europeas – toman conciencia del fenómeno. Por fin, sería una buena noticia para la generaciones virtuales de hoy día.

Autor: Martin Schlupp
Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda