Rebeldes libios sitian posible escondite de Gadafi | Política | DW | 04.09.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Rebeldes libios sitian posible escondite de Gadafi

Al-Yazira informó que cien combatientes leales a Muammar el Gadafi se hallaban en la ciudad de Bani Walid, tenida por un posible escondite del dictador y cercada por el brazo militar del Consejo Nacional de Transición.

default

Los rebeldes amenazaron con atacar la ciudad el 5 de septiembre, si no se rinde.

Ahmed Bani, vocero de los opositores armados del líder libio Muammar el Gadafi, declaró este domingo (4.9.2011) que tenían cercada la ciudad de Bani Walid, uno de los últimos bastiones del dictador, junto a Sabha y Sirte, la cuna de Gadafi. El portavoz militar del Consejo Nacional de Transición agregó que atacarían el lunes (5.9.2011), luego de que fracasaran las negociaciones con los líderes tribales locales –de por sí divididos entre los que se sienten obligados a resistir y los que están dispuestos a rendirse– para que permitieran la toma pacífica de ese centro urbano, a unos 150 kilómetros de Trípoli.
                                               
Muammar el Gadafi, ¿huyendo hacia el Sur?
 
Libyen Gaddafi-Sohn Saif al-Islam al-Gaddafi Bulgarinnen wurden in Libyen gefoltert

Se cree que Saif al-Islam (en la foto) precedió al líder libio en la huída hacia el sur de Libia.

La televisora catarí Al-Yazira informó que cien combatientes leales a Gadafi se hallaban en Bani Walid, considerada también como un posible escondite del ex hombre fuerte de Libia. Gadafi puede haber buscado refugio en esa ciudad y solicitado la ayuda de los warfala, la mayor tribu del país. Sin embargo, según algunos observadores, es poco probable que se haya quedado allí. Se sospecha que, ante la inminencia de la llegada de los insurgentes, Gadafi huyó hacia el sur, siguiendo los pasos de su hijo más prominente, Saif al-Islam. Muchas otras opciones no le quedan al líder libio.

 
El CNT dio una tregua hasta el 10 de septiembre para que las ciudades gobernadas por defensores del antiguo régimen se rindan. De no hacerlo, los rebeldes armados tomarán el control de esos bastiones “por cualquier medio y a cualquier coste"; así lo expresó Bani, atizando los temores a que la violencia se intensifique y se prolongue en el país. A la preocupación que genera la posibilidad de una guerra civil, entre libios, se suman reportes de detenciones masivas y arbitrarias de personas negras –percibidas como mercenarios de Gadafi traídos del extranjero– por parte de la insurgencia libia.
 
Inmigrantes y libios negros detenidos arbitrariamente
 
Alltag in Libyen Muammar el Gaddafi

La persecución de los inmigrantes y libios negros, otro legado de la era Gadafi.

El hecho de que Gadafi haya pagado y armado a hombres negros de países vecinos para que defendieran su régimen ha llevado a que entre sus opositores se generalice la idea del matón a sueldo subsahariano, aún cuando, en principio, se sabe que existen los ciudadanos libios negros y que había entre uno y dos millones de inmigrantes negros trabajando en el país antes de los levantamientos populares.  "Es un momento peligroso para la gente de piel negra en Libia", dijo Sarah Leah Whitson, trabajadora de la organización de derechos humanos Human Rights Watch.

 
"El CNT debe suspender los arrestos a inmigrantes y libios de piel negra cuando no hay pruebas concretas de actos criminales en su contra", agregó, señalando, sin embargo, que la ONG no tenía pruebas de ajusticiamientos o abusos sistemáticos perpetrados con base en el fenotipo de los detenidos. En todo caso, enfatizó la activista, la nueva cúpula política libia debe construir un sistema de justicia lo antes posible para que asuma estos casos.
 
Autor: Evan Romero-Castillo / dpa / Reuters
 
Editora: Claudia Herrera-Pahl

DW recomienda

Publicidad