Rajoy: desempleo en España bajó en 68.000 personas | Europa | DW | 01.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Rajoy: desempleo en España bajó en 68.000 personas

El número de personas sin trabajo en España descendió en 340.000 personas en los últimos cinco meses, lo que implicaría una reducción de 68.000 desempleados en julio, según adelantó el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, un día antes de la presentación de nuevas cifras mensuales. Al comparecer ante el Parlamento en Madrid para dar explicaciones sobre la supuesta contabilidad paralela de su Partido Popular (PP), Rajoy aseguró que el número de desempleados ha disminuido desde marzo en 2.250 por día, en lo que supone "con diferencia" la mayor caída desde que comenzó la crisis económica.

Las cifras aportadas por Rajoy se basan en el número de trabajadores registrados en las oficinas de empleo. Usando dicho método, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social había hablado de 5,03 millones de desempleados en marzo y 4,76 millones en junio, por lo que en base a los datos citados por Rajoy el indicador debería haberse reducido hasta el entorno de los 4,69 millones en julio. Sin embargo, la Encuesta de Población Activa, indicador de referencia en materia de desempleo en España, arroja cifras mayores, si bien en su última medición evolucionó también a la baja. La encuesta habló de 5,97 millones de desempleados en el segundo trimestre de 2013, 225.200 menos que en el trimestre anterior, con lo que la tasa de desempleo se redujo al 26,26 por ciento de la población activa.

En sus declaraciones ante el pleno del Congreso de los Diputados (Cámara Baja), Rajoy consideró que las cifras muestran que "el viento en la economía española está cambiando", aunque instó a no considerarlo "un triunfo" todavía. "La situación de la economía española no es buena, porque a pesar de las mejoras los últimos meses una cifra que supera ampliamente los cinco millones de parados lo impide", afirmó Rajoy, quien recordó además que los datos se han registrado en meses, los de primavera y verano, en los que la economía suele reactivarse.

La economía española atraviesa la más grave crisis de su historia reciente, si bien indicadores recientes apuntan a una moderación de la recesión. Según el Instituto Nacional de Estadística, el producto interno bruto (PIB) se contrajo un 0,1 por ciento en el segundo trimestre del año, frente al 0,5 de los tres meses anteriores. El gobierno de Rajoy augura un regreso a la senda del crecimiento en el actual trimestre, si bien para el conjunto de 2013 prevé una caída en el PIB del 1,3 por ciento. Según las previsiones oficiales, la economía española crecerá un 0,5 por ciento en 2014 (dpa).