Régimen de Assad “está usando el hambre como arma de guerra” | El Mundo | DW | 10.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Régimen de Assad “está usando el hambre como arma de guerra”

"Las fuerzas sirias están cometiendo crímenes de lesa humanidad utilizando la inanición de civiles como arma de guerra", dijo el director de Amnistía Internacional para Cercano Oriente, Philip Luther.

Campo de refugiados de Yarmuk, cercado desde julio 2013 por las tropas de Assad.

Campo de refugiados de Yarmuk, cercado desde julio 2013 por las tropas de Assad.

Amnistía Internacional señaló que 128 personas han muerto de hambre desde que las fuerzas del régimen impusieron un bloqueo completo al campamento de refugiados de Yarmuk en julio de 2013.

"Los relatos desgarradores de las familias teniendo que recurrir a comer gatos y perros y los civiles atacados por francotiradores cuando iban a buscar comida se han convertido en detalles demasiado familiares de la historia de horror hecha realidad en Yarmuk", agregó Luther.

Unas 51 personas murieron por las malas condiciones médicas, según AI, citando información de la Cruz Roja palestina y grupos de derechos humanos. El hospital principal del área, que realizó 600 operaciones un mes antes del cerco, opera ahora sin cirujanos cualificados o suministros médicos, dijeron trabajadores médicos a Amnistía, que cree que entre 17.000 y 20.000 civiles continúan en el campamento. De ellos, en torno al 60 por ciento sufre escasez de alimentos.

Dos millones de niños sirios necesitan ayuda psicológica

Por otra parte, dos millones de niños en Siria necesitan atención psicológica a causa de la guerra civil que azota el país desde hace años, declaró el director de Unicef, Anthony Lake. "Para los niños en Siria, los pasados tres años han sido los más largos de sus vidas", dijo Lake en Nueva York. Muchos menores no conocen otra cosa que la guerra, y eso ha dañado sus mentes, asegura el director del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Según Lake, un millón de niños no recibe suministros o muy escasamente. Apenas un poco más fácil es la situación de los niños en los campamentos de refugiados. Uno de cada diez niños trabaja. Por otra parte, una de cada cinco niñas en Jordania está obligada a contraer matrimonio muy tempranamente, agrega Unicef.

JOV (dpa, afp)

Publicidad