¿Quién lucha en Siria contra quién? | El Mundo | DW | 13.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

¿Quién lucha en Siria contra quién?

Una oposición dividida en numerosos grupos rebeldes y potencias internacionales que apoyan a diversos frentes... ¿Quién es quién en la guerra civil siria?

Rebeldes sirios queman una imagen de Bashar al Assad.

Rebeldes sirios queman una imagen de Bashar al Assad.

Grandes organizaciones rebeldes con más de 10.000 milicianos luchan, como otros grupos locales más pequeños, contra el régimen de Bashar al Assad. El Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW, por sus siglas en inglés) contó el pasado año más de 230 grupos rebeldes en Siria.

El régimen de Assad, por su parte, no lucha solo contra los rebeldes, sino también contra la milicia terrorista "Estado Islámico" (EI). Por último, no pocas potencias se han involucrado en el conflicto, en apoyo a diversas fuerzas en Siria.

El régimen sirio

El Ejército Sirio controla la mayoría de las grandes ciudades sirias, entre ellas, Damasco, Homs y partes de Alepo, así como las líneas costeras. Las bajas de guerra y las deserciones han minado a estas temidas tropas. Al inicio del conflicto, contaban con unos 300.000 hombres, pero a fines del año pasado se habían visto reducidas a alrededor de un tercio.

Los seguidores de Assad tienen el apoyo de unos 200.000 milicianos. A ellos se suman milicias extranjeras, procedentes de Irán, Irak o Afganistán. La más fuerte es la milicia chií libanesa de Hezbolá, representada por casi 7.000 combatientes.

Aún controla muchos hilos en Siria: el presidente, Bashar al Assad.

Aún controla muchos hilos en Siria: el presidente, Bashar al Assad.

Como aliado tradicional de la dinastía de Assad, Rusia ha intervenido masivamente, con ataques aéreos, en la guerra civil siria. Moscú lo justifica con la lucha contra "Estado Islámico", aunque la fuerza aérea de Vladimir Putin ha bombardeado también posiciones rebeldes, incluidas las que aquellos que Occidente considera sus aliados.

"Estado Islámico" (EI)

El EI lucha por implantar una teocracia islámica en Siria, un "califato". En meses pasados, a manos de las tropas de Assad y los combatientes kurdos, la milicia terrorista perdió el control de algunos territorios. No obstante, los yihadistas siguen controlando amplias zonas del norte y este del país, sobre todo territorios desérticos. Bajo el liderazgo de Abu Bakr al Bagdadi, han establecido allí estructuras similares a las de un Estado, en el que cobran impuestos y aplican su propio sistema de Justicia.

Jabhat Fatah al Scham

Con al menos 15.000 combatientes, Jabhat Fatah al Scham (el Ejército de la Conquista del Levante) es considerado el mayor y más potente grupo rebelde en Siria. Promueve una ideología similar a la del IE, aunque ambos grupos se consideran enemigos. Hasta fines de julio, este grupo yihadista se denominaba aún como Frente Al Nusra y era la única rama oficial de Al Qaeda en Siria. Una vez liberada del vínculo con esa red terrorista, la agrupación ha dejado vía libre a nuevas asociaciones con otros islamistas.

Todos contra todos: rebeldes de Fatah al Scham celebran el derribo de un jet ruso.

Todos contra todos: rebeldes de Fatah al Scham celebran el derribo de un jet ruso.

Hace tiempo que Fatah al Scham colabora con otros grupos rebeldes moderados. Bajo la sombrilla de una asociación llamada Jaish al Fath (Ejército de la Conquista) se han unido Fatah al Scham, la milicia islamista Ahrar al Scham, pequeños batallones de los hermanos musulmanes, así como brigadas que se consideran parte del moderado Ejército Libre Sirio. En las ciudades de Alepo y Idlib, luchan juntos contra el Ejército Sirio, apoyados en parte por Estados Unidos.

No obstante, Fatah al Scham es considerada como organización terrorista tanto por Estados Unidos como por Rusia, así que está excluida del alto el fuego recién iniciado. Arabia Saudí y Qatar, sin embargo, serían cercanos a estos grupos islamistas. En medio del caos sirio, los estados del Golfo persiguen sobre todo un fin: apartar a Assad. Y, para ello, apoyan también a islamistas radicales.

Ahrar Al Scham

La milicia islamista salafista Ahrar Al Scham lucha desde octubre de 2011 en la guerra civil siria y se considera también significativamente influyente. Se presenta como más pragmática y menos radical que Fatah al Scham. Su objetivo declarado es sustituir al régimen de Assad por un estado islámico. Además de su actividad militar, Ahrar Al Scham se halla asimismo políticamente representada en algunos territorios. El grupo rebelde cuenta con oficinas para asuntos religiosos, sociales y financieros, y se dice que recibe apoyo de Turquía.

Combatientes del ELS intentan recuperar zonas de Alepo.

Combatientes del ELS intentan recuperar zonas de Alepo.

Ahrar Al Scham no acepta el alto el fuego acordado por Estados Unidos y Rusia. En un mensaje videograbado afirma que el acuerdo "solo contribuye a fortalecer al régimen de Assad" y a aumentar el sufrimiento de la gente.

Ejército Libre Sirio (ELS)

El ELS no es realmente un ejército sino una agrupación de combatientes moderados, con simpatizantes sobre todo entre la mayoría de la población suní siria. Fue fundado en el verano de 2011, por fuerzas mayoritariamente nacionalistas. En el transcurso del conflicto ha evolucionado hacia una unidad de partisanos, con miembros de las más variadas posturas ideológicas. El ELS es, de todos los grupos rebeldes, el más cercano a Occidente.

Con ayuda de la coalición militar liderada por Estados Unidos, así como de fuerzas turcas, el ELS consiguió algunas victorias recientes. En el noroeste de Siria, desplazó al EI de numerosas localidades. Aunque es necesario acotar que estos reportes de éxito son emitidos generalmente por las fuerzas involucradas, sin que puedan ser comprobados por periodistas independientes, casi sin presencia en el país.

Hasta ahora, los mayores éxitos contra el EI han sido conseguidos por las unidades kurdas YPG.

Hasta ahora, los mayores éxitos contra el EI han sido conseguidos por las unidades kurdas YPG.

Los combatientes kurdos y la coalición internacional

Los kurdos sirios lo mismo se han aliado con el Gobierno de Assad, que cooperan con sus opositores. Algunos luchan contra el EI junto a Occidente que, de cara a los excesos de violencia del EI, integró en septiembre de 2014 una coalición militar liderada por Estados Unidos, con la participación de varios Estados árabes.

Con apoyo de la fuerza aérea estadounidense, un grupo liderado por las unidades de defensa popular kurdas YPG logró desplazar a la milicia terrorista EI de los territorios del norte de Siria. Las YPG se consideran el brazo armado del Partido de la Unión Democrática (PYD), cercano al prohibido Partido de los Trbajadores del Kurdistán (PKK) –catalogado como organización terrorista por Turquía, la Unión Europea (UE) y Estados Unidos.

Turquía, el país vecino, se siente amenazado por las aspiraciones independentistas kurdas. Desde hace meses, el Gobierno de Ankara arremete con fuerza contra combatientes kurdos, también en Siria. Su justificación: el combate al terrorismo.

DW recomienda